La Fiscalía de Granada pide dos años de prisión y multa para un acusado de coaccionar y agredir a un joven con retraso mental al que le exigía la suma de 6.000 euros después de haberle prestado 350. El procesado, de iniciales J.H.H. y 27 años, está imputado de un delito de coacciones y de una falta de lesiones, y además por amenazar a los padres de su víctima.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, el inculpado se personó el pasado 4 de mayo de 2009, sobre las 10,30 horas, en el domicilio de los padres, situado en Santa Fe (Granada), reclamándoles los 6.000 euros que supuestamente les debía su hijo, con origen en un préstamo mucho menor, de 350 euros. J.H.H. les llegó a amenazar con un machete, si bien no logró el pago reclamado.

Ante el impago, el mismo día, sobre las 22,30 horas, el procesado, que circulaba por la localidad, vio a J.B.H., que caminaba por la calle, y lo obligó "contra su voluntad" con empujones y puñetazos a que se subiera en su coche en el asiento del copiloto, exigiéndole los 6.000 euros. Después lo trasladó a su domicilio para que buscar el dinero, si bien su víctima se ausentó del lugar y no llegó a abonarle el dinero. Como consecuencia de los hechos, J.B.H. resultó lesionado con un pequeño hematoma, sin secuelas.

Por todo lo anterior, el fiscal le atribuye un delito de coacciones, por el que le solicita dos años de prisión, una falta de lesiones, con 600 euros de multa, y dos de amenazas, por las que le pide un total de 480 euros de multa. El acusado será enjuiciado previsiblemente el próximo 28 de junio en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada.

Consulta aquí más noticias de Granada.