Breve intervención
Un momento de la asamblea de los 'indignados', celebrada en la céntrica Puerta del Sol, y que tuvo que ser suspendida a los pocos minutos de iniciarse. Luca Piergiovanni / EFE

Los expertos no se ponen de acuerdo sobre si el 'Movimiento 15-M' es ya un actor social más con capacidad para perdurar en el tiempo o si, por el contrario, va a acabar disolviéndose por su estructura asamblearia y ante la falta de un proyecto político concreto.

Se puede ir transformando en un movimiento ciudadano que desarrolle una respuesta concreta El experto en Movimientos de Masas y profesor de Sociología de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) Jaime Pastor ha explicado que este "fenómeno social" está experimentando una nueva fase en su estructuración tras la decisión de abandonar las acampadas en plazas públicas.

Asimismo, ha negado que con esta iniciativa de levantamiento del campamento vaya a perder fuerza y ha argumentado que se está estructurando mejor mediante asambleas en barrios y la elaboración de una tabla de reivindicaciones más concreta y un calendario de movilizaciones que se van a extender hasta el 5 de octubre.

"Se puede ir transformando en un movimiento ciudadano que desarrolle una respuesta concreta a su demandas para dar contenido al eslogan de la convocatoria del 15 de mayo", ha indicado Pastor, que también considera que este movimiento cuenta con una legitimación social, que, a su juicio, le ha convertido en un factor político más.

Para este profesor, en la última semana, el debate se ha centrado en cuándo iba a finalizar la fase de la acampada, que, según ha señalado "ya ha cumplido sus objetivos". "Ahora toca desarrollar un movimiento, que es completamente nuevo, con voluntad y capacidad para que continúe en el tiempo", ha apostillado.

"Se está deformando"

Por el contrario, para el catedrático de Sociología de la Universidad Autónoma de Madrid Ricardo Montoro Romero el 'Movimiento 15-M' "no está tomando forma, más bien se está deformando" porque, a su entender, "no tiene cabida en un sistema en el que está garantizada la participación política".

El movimiento no va a prosperar si los llamados 'indignados' no forman un partido político Así, ha insistido en que el tema de la ocupación de la plaza es coyuntural, y que no va a prosperar si los llamados 'indignados' no forman un partido político. Además, ha señalado que el sistema asambleario empleado por el movimiento para la toma de decisiones "fue inventado por los griegos y está absolutamente superado hoy día porque no garantiza una expresión política correcta".

"Para manejar grandes comunidades es más eficaz el mecanismo de representación temporal", ha aseverado, para añadir que "la asamblea es el retorno a una situación anterior, que no funciona para la toma de decisiones políticas".

Asimismo, ha señalado que aunque esta iniciativa ciudadana contó en sus inicios con la simpatía y el respaldo de la sociedad española, ahora puede que ésta se le eche encima. "Es inevitable, porque la sociedad democrática, aparentemente caótica, en el fondo está muy bien estructurada y estos mecanismos de desorden tan prolongados en el tiempo generan rechazo en la gente", ha explicado.

Consulta aquí más noticias de Madrid.