Valeriano Gómez
El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez. Fernando Alvarado / EFE

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, afirmó que no habrá una rebaja de las cotizaciones sociales como ha pedido la Comisión Europea a España. En una entrevista publicada este domingo por el diario El País, Gómez indicó que no es el momento de llevar a cabo esa rebaja porque hay retos de protección social, demográficos y un déficit importante.

El ministro destacó que la decisión de la CEOE no debe ser la clave para cambiar los convenios y señaló que las grandes reformas de negociación colectiva en democracia, menos la de 1980, no fueron pactadas.

En respuesta al dirigente de la patronal, Juan Rosell, Gómez subrayó que a lo que tienen pánico los empresarios no es a contratar, sino a ir a su banco y no tener financiación.

Respecto al reglamento de los expedientes de regulación de empleo (ERE), aseguró que el Consejo de Estado le dijo al Gobierno que no se podía fijar como requisito que las pérdidas de las empresas no fueran meramente coyunturales para justificar un despido procedente.

En este sentido, recalcó que le parece razonable el aviso del Consejo de Estado porque unas pérdidas transitorias también pueden amenazar la viabilidad de una empresa. Gómez afirmó que en el proceso de la negociación colectiva se preocupó al conocer el documento de la patronal madrileña CEIM y añadió que ha sido la primera vez que una organización dice que no hay que hacer nada que afecte a un futuro gobierno.

Asimismo, defendió el arbitraje obligatorio en el caso de que no haya acuerdo entre las partes e incidió en que el hecho de ser transitorio, a la espera de un mecanismo que invalide la obligatoriedad, lo convierte en constitucional.