La Policía Foral llevará a cabo desde este lunes, 13 de junio, una campaña específica de control del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil, obligatorios en los coches en los que viajen niños de corta edad.

Esta campaña, promovida por la Jefatura del Área de Tráfico y Seguridad Vial, tiene como objetivo fundamental intensificar la verificación del uso de los elementos de seguridad pasivos por parte de los conductores y usuarios. Se da la circunstancia de que una vez producido el accidente, la ausencia del uso de estos elementos acentúa gravemente sus consecuencias y marca la diferencia entre vivir o morir.

La presente campaña se va a ejecutar contando con la participación de personal de unidades del Área de Tráfico y Seguridad Vial de la Policía Foral tanto de las Comisarías de Pamplona como Tudela.

El control del uso de cinturones de seguridad y otros dispositivos de retención, se realizará en autopistas, autovías, carreteras convencionales, travesías y vías urbanas. Se prestará especial atención a lugares como rotondas, salidas de autovías y autopistas, peajes y accesos, salidas de localidades y proximidades de colegios y universidades.

Esta iniciativa forma parte de las acciones que la Policía Foral está llevando a cabo en el ámbito del control y la vigilancia del tráfico con el objetivo marcado de seguir disminuyendo el número de fallecidos en accidentes de tránsito con respecto al año anterior.

Consulta aquí más noticias de Navarra.