Anonymous
Miembros del grupo hacktivista Anonymous.

Los responsables en España de la red de piratas informáticos Anonymous, detenidos por la Policía Nacional, planeaban publicar datos sensibles e información reservada sobre agentes de los Cuerpos de Seguridad del Estado y políticos en diferentes páginas de Internet y foros de contenido proetarra.

Atacaron de forma constante tanto webs de la administración como de empresas privadasFuentes de la investigación han explicado que los políticos que iban a ser objeto del ataque pertenecen al PSOE, PP y CiU, y que los planes de los "hackers" arrestados también fijaban como víctimas a policías nacionales, guardias civiles y agentes de los Mossos d'Esquadra.

Así se desprende de la documentación incautada en el domicilio en Gijón de uno de los principales cabecillas de la red, un marino mercante de 31 años, que fue arrestado en Almería. En esta vivienda se encontraba el servidor informático desde el que la red Anonymous coordinaba y ejecutaba ataques informáticos a páginas web gubernamentales, financieras y empresariales de todo el mundo.

Además de publicar esta "información sensible" en foros proetarras, los tres "hackers" tenían previsto lanzar un ataque contra las páginas webs de los principales partidos políticos en la víspera de las elecciones del pasado 22 de mayo, sabotaje que pudo ser abortado por la Policía.

Ante la dificultad de reunir los suficientes usuarios de Internet para que los ataques fueran efectivos, los tres arrestados pretendían derivar sus actividades hacia las intrusiones y el robo de datos para filtrarlos después en foros de Internet y conseguir así una mayor difusión mediática de sus acciones.

Expertos en informática y telecomunicaciones

La Policía atribuye a Anonymous la ofensiva lanzada el pasado 18 de mayo contra la web de la Junta Electoral Central y, a partir de las elecciones del pasado 22 de mayo, contra las del Congreso de los Diputados, los Mossos d'Esquadra y la UGT.

Con anterioridad, la red había lanzado ataques contra la tienda Playstation de Sony, BBVA, Bankia, ENEL o páginas oficiales de los gobiernos de España, Argelia, Libia, Irán, Chile, Colombia y Nueva Zelanda.

Los tres responsables de Anonymous en España, arrestados en Almería, San Vicente de Raspeig (Alicante) y Arenys de Mar (Barcelona), eran expertos en informática y telecomunicaciones, con amplios conocimientos en seguridad lógica, vulnerabilidades e intrusiones.

Para evitar ser descubiertos, cifraban sus comunicaciones y, en ocasiones, se conectaban a Internet vulnerando la seguridad de las redes WIFI de sus vecinos. De hecho, dos de ellos ni siquiera disponían de conexión propia a Internet.

En los registros practicados se ha intervenido un gran número de programas informáticos diseñados con el objetivo de crear malware capaz de infectar ordenadores de terceros, que después eran utilizados en los ataques.