Giuliani habla de los horrores del 11-S en juicio a Moussaoui
Reuters Reuters

Los miembros del jurado y las personas presentes en la sala, entre ellas parientes de las víctimas de los atentados, también presenciaron un vídeo en el que se ve cómo dos aviones impactan contra las torres y luego alrededor de cinco minutos de imágenes de personas saltando de ellas.

Muchos espectadores lloraban mientras veían las imágenes.

'Yo vi a muchas personas, no recuerdo a cuántas, saltando (de las Torres Gemelas)', testificó Giuliani mientras describía la forma en que actuó ese día. 'Había dos personas que estaban muy cerca una de otra. Me pareció que estaban agarradas de las manos', agregó.

'De todos los recuerdos, ese es uno que me viene todos los días a la memoria', señaló.

Moussaoui alternaba entre sonrisas y movimientos de cabeza mientras miraba el vídeo. Después de que el jurado abandonara la sala en un receso junto a las autoridades, comenzó a cantar '¡Quemado en Estados Unidos!' ('Burn in the USA') parodiando la canción de Bruce Springsteen 'Nacido en Estados Unidos' ('Born in the USA').

El año pasado, Moussaoui, un confeso miembro de Al Qaeda y la única persona acusada en Estados Unidos por los ataques del 11 de septiembre, se declaró culpable de seis cargos de conspiración. Tres de ellos conllevan la pena de muerte.

El jurado de 12 personas decidió el lunes que Moussaoui podía ser condenado a muerte. En esta última fase del juicio, que se centrará más en las emociones que en los argumentos legales, el jurado decidirá si Moussaoui es ejecutado o es sentenciado a cadena perpetua.

DOCENAS DE TESTIGOS

Se espera que el Gobierno presente a decenas de testigos, incluyendo a familiares de personas que murieron en los secuestros de los aviones y de otras que resultaron heridas en los atentados, para hablar sobre cómo les afectó la experiencia.

Giuliani, quien ganó un gran prestigio por la forma en que actuó durante la crisis del 11 de septiembre de 2001, fue el primer testigo en declarar. Además describió dónde estaba ese día, qué vio y qué sintió.

'Cuando el segundo avión se estrelló, estábamos seguros de que era un ataque terrorista', dijo.

Al referirse al 11-S como 'el día más oscuro en la historia estadounidense', el fiscal Robert Spencer instó a los miembros del jurado a sentenciar a Moussaoui a la pena de muerte por participar en la masacre.

'Ahora es el momento de escuchar las voces', dijo. 'En esta parte del juicio escucharán las voces de las víctimas', añadió.

Pero Gerald Zerkin, uno de los abogados de Moussaoui designados por el tribunal, instó a los miembros del jurado a mantener sus mentes abiertas ante la evidencia de que el acusado tiene una enfermedad mental que le llevó a involucrarse en la conspiración.

Además, calificó a Moussaoui de ser un 'aspirante a piloto suicida de Al Qaeda que no podía volar y no tenía tripulación'.

/Por Deborah Charles/.*.