Feria de Basilea
Gianfranco Baruchello, Déserteur de la légion, 1974 Courtesy of Art Basel

Entre el 15 y el 19 de junio, Basilea se convierte, una vez más, en la capital mundial del arte con la celebración de la feria Art Basel. Las cifras hablan de la magnitud de este incomparable escaparate de las últimas tendencias: tres centenares de galerías procedentes de 15 países mostrarán los trabajos de 2.500 artistas de los siglos XX y XXI.

Con una oferta de tal calibre, es importante conocer la ubicación de las propuestas de la feria, cuya sede central es Messeplatz, edificio de los años 50 diseñado por Hans Hoffmann.

Los artistas emergentes ocuparán los 27 ‘stands’ individuales de la sección ‘Art Statements’; ‘Art Feature Sector’ albergará una veintena de proyectos curatoriales; el videoarte, las ‘performances’ y las grandes piezas encontrarán su espacio en la zona ‘Art Unlimited Sector’; y, por último, los debates protagonizados por los grandes referentes de la escena artística internacional tendrán lugar en ‘Art Basel Conversations’ y ‘Art Salon’.

Asimismo, la muestra, que se celebra en Basilea desde que el coleccionista Ernst Beyeler la fundara en 1970, se extenderá por diferentes espacios del barrio de St. Alban con la sección Art Parcours.

Arte de ayer y de hoy

A caballo en Francia y Alemania, en el centro de Europa, la tercera ciudad más poblada de Suiza (alrededor de 166.000 habitantes) tiene una oferta cultural sólo comparable a una gran metrópoli. Hasta cuarenta museos, la mayoría de primer nivel, se reparten por sus calles. El Museo de Bellas Artes (Kunstmuseum) y la Fundación Beyeler, dedicado al arte contemporáneo, son dos de los imprescindibles.

El nivel arquitectónico es igualmente sorprendente. Edificios de Herzog & De Meuron, Renzo Piano, Richard Meier, Frank Gehry, Álvaro Siza... Prácticamente no hay arquitecto estrella que no haya dejado su huella en la pequeña ciudad suiza.

Además de excelentes ejemplos de arquitectura moderna, Basilea cuenta con la ciudad romana mejor conservada del norte de Europa, Augusta Raurica. Situada muy cerca de la ciudad, a orillas del Rin, el lugar está formado por una veintena de espacios públicos, incluido el mayor teatro romano al norte de los Alpes. También existe un museo arqueológico que conserva las piezas más importantes y muestra la historia de la antigua urbe romana.