El presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes, ha negado este miércoles que el Alto tribunal se creara solo para "dar respuesta" al terrorismo y ha abogado por su mantenimiento una vez se "escriba el final" de un fenómeno que ha calificado como "la mayor lacra de la sociedad".

Juanes ha participado esta tarde en Valladolid en uno de los encuentros del Foro de Opinión Nuevo Siglo, en el que ha impartido una conferencia sobre la 'Audiencia Nacional del Siglo XXI' en el que ha tratado de responder a la pregunta sobre la necesidad de la continuidad de este órgano judicial.

El magistrado ha manifestado en todo momento su apoyo a las tesis que defienden la continuidad de este órgano a partir del momento en el que "se escriba el fin del terrorismo autóctono", ya que considera que la Audiencia Nacional se constituyó para tratar "muchos otros delitos" a los que además se han sumado más cuestiones como el crimen organizado o la delincuencia transnacional.

"Las causas para las que se creó siguen existiendo, pero cuando el terrorismo haya desaparecido mantendrá su razón de ser", ha enfatizado el presidente de la Audiencia Nacional, quien ha recordado que en la actualidad han surgido voces, al igual que en el momento de su creación, que ponen en duda su existencia.

También ha querido ensalzar la labor antiterrorista llevada a cabo por la Audiencia Nacional. "Cuando se escriba el fin del terrorismo se verá el importante papel que ha tenido el órgano judicial en su erradicación junto con la Policía y la Fiscalía", ha aseverado.

"No se creó solo para dar respuesta al terrorismo, sino también para otros como las redes de narcotráfico", ha explicado, antes de poner como ejemplo que si un asunto como el de las denuncias por las consecuencias de la huelga de controladores aéreos del pasado 3 de diciembre se concentrara en un mismo organismo, la respuesta "sería mucho más ágil".

Ángel Juanes ha negado también que, como defienden algunos sectores, la Audiencia Nacional vulnere el derecho a 'juez natural', porque el tribunal "sabe de antemano" que magistrado va a conocer el caso, pese a que su ubicación geográfica no sea la misma en la que se ha cometido el delito.

En una conferencia a la que también han asistido el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, y el presidente de la Audiencia Provincial de Valladolid, Feliciano Trebolle; Juanes ha apostado, asimismo, por un "debate sosegado" en la sociedad española y ha hecho referencia a la "presión mediática" a la que, según su opinión, está sometido el tribunal que preside.

De hecho, ha apuntado que "cualquier libertad no es entendida por toda la sociedad" y que "recientemente" las opiniones sobre el trabajo de la Audiencia "no han sido muy certeras".

En un aspecto más personal, ha incidido en que no se arrepiente de dar el paso de presidir el Alto tribunal desde 2009 pese a que existen momentos en que "no se pasa bien" y ha añadido que afronta su cometido con motivación pues en un órgano como la Audiencia Nacional "hay que tener mucho optimismo".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.