Una de las madres denunciantes de la cuidadora de la guardería del Grao de Castellón, Antonia López, ha explicado que su hijo, de dos años y medio, se agarraba de su pierna cada mañana que tenía al entrar en la guardería y le decía que no le llevara porque la maestra le pegaba. "Yo le preguntaba que dónde y él decía que en la cara, en la cabeza y en las manos", ha relatado.

El Cuerpo Nacional de Policía ha abierto una investigación para esclarecer supuestos malos tratos de una cuidadora a los alumnos de una guardería del Grao de Castellón tras las denuncias presentadas por dos padres.

López ha indicado que su hijo también le contaba que la profesora le hacía "cocos en la barriga". "Pensé que eran cosquillas, pero un día le dije que me lo hiciera y me pegó dos puñetazos", ha comentado la madre, quien ha señalado que su hijo decía que le pegaba a "todos" los niños.

Esta mujer decidió ir a hablar con la profesora pero ésta, según ha dicho, negó los hechos y su primera reacción "fue reírse". Le preguntaron al niño que qué pasaba y dijo que le maestra le había pegado, a lo que la cuidadora, según Antonia, pidió que no se le hiciera caso porque eran "cosas de niños".

"Me dijo que menos mal que no me lo había creído, porque otros padres sí se lo habían creído y ahí me mosqueé un poco, porque pensé que si otros padres se lo habían creído, es porque había otros niños que habían llorado por lo mismo", ha dicho.

La mujer decidió entonces ir todos los días al patio a ver si veía algo raro, aunque no vio nada, ha comentado. Sí se dio cuenta, ha añadido, de que la maestra "se desatendía de los niños" y si se caían "no se daba cuenta".

Tiempo después una madre grabó, según Antonia, imágenes de la cuidadora en las que, supuestamente, se sobrepasaba con los niños. "Vi que era cierto, que pegaba a los niños, y aunque no salía mi hijo sino otra niña, lo denuncié", ha señalado la mujer, quien ha indicado que también puso una denuncia la madre de la pequeña. CUIDADORA,

De baja

Antonia ha apuntado que desde que el centro tuvo conocimiento de estos supuestos hechos, pusieron una compañera a esta cuidadora "para que estuviera con ella y vigilara a los niños". Al día siguiente, ha añadido, la cuidadora "cogió la baja". "No sabemos más de ella, ni quiero saber", ha incidido.

Al respecto, fuentes de la Conselleria de Educación indicaron que la cuidadora se encuentra de baja desde el pasado 25 de mayo, un día después de que una madre comunicara a la dirección de la escuela 'determinadas circunstancias respecto a la relación' entre la educadora y los alumnos de la clase.

Según la información facilitada por la Conselleria de Educación, el pasado 24 de mayo una madre puso en conocimiento de la dirección de la escuela infantil "determinadas circunstancias respecto a la relación entre una educadora y los alumnos de su clase" y ese mismo día, el centro contactó con la dirección territorial para informarle de lo sucedido.

La inspección de zona se personó en el centro e inició un expediente informativo el día 25 de mayo "con el fin de esclarecer los hechos". La educadora se encuentra de baja desde esa fecha, momento en el que la directora del centro pasó a ocuparse de las clases.

Fuentes de la Conselleria de Educación han indicado que, una vez se estudien todos los indicios y testimonios recogidos a través de la investigación en marcha, será cuando este departamento podrá determinar qué hacer en este caso. No obstante, ha precisado que este proceso lleva un tiempo, por lo que es muy pronto para sacar ningún tipo de conclusión.

La Policía mantiene abierta una investigación para esclarecer supuestos malos tratos a menores por parte de una educadora en una guardería del Grao de Castellón tras dos denuncias interpuestas, según han informado a Europa Press fuentes cercanas al caso. Las denuncias fueron presentadas en la Comisaría por parte de los padres de dos alumnos del centro y una de ellas ya ha sido remitida al juzgado.

Consulta aquí más noticias de Castellón.