La subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares, y el coronel de la Guardia Civil en Alicante, Antonio Bernabé Castro, han presenciado este miércoles la práctica desarrollada en la Penya Rotja (Llíber) por los equipos de Montaña de la Guardia Civil, como una de las pruebas que esta semana están desarrollando en la provincia de Alicante.

La práctica ha consistido en un simulacro de rescate de un escalador herido en plena ascensión y en el que han intervenido componentes del Sereim de Granada, del Greim de Onteniente (Valencia) y del Ereim de Alora (Málaga). La operación de rescate ha contado con la colaboración de un helicóptero de la Guardia Civil con base en Valencia.

Llinares ha destacado la importante labor que hace este equipo. "Son hombres muy preparados, especializados en operaciones de riesgo en situaciones muy comprometidas y arriesgadas".

"Nuestra provincia cuenta con muchas áreas para la escalada y para el senderismo, lo que hace que haya una fuerte tradición por estas prácticas deportivas. Contar con equipos como estos son fundamentales para la seguridad de todos", ha señalado la subdelegada.

El teniente del Sereim de Granada, que coordina toda la zona sur y este de la península en materia de rescates de montaña de la Guardia Civil, ha explicado que el ejercicio "ha sido desarrollado por nueve efectivos de los distintos equipos más la unidad del helicóptero".

La Guardia Civil ha especificado que la operación de rescate "se realiza por tierra desde la base de la pared con un escalador especialista de la Guardia Civil y un segundo equipo que desde la cima instala un torno con el que descender al agente con la camilla, que debe inmovilizar e izarlo hasta la cima para, posteriormente, trasladarlo a una zona accesible y enviarlo a un centro médico".

Llinares ha recordado que la unidad que cubre la provincia de Alicante ha actuado en una ocasión este año y siete veces en la provincia de Valencia.

También ha aprovechado la ocasión para recomendar "prudencia en la montaña, preparación y asesoramiento de expertos en el ejercicio de determinadas actividades al aire libre que tienen unos niveles de riesgo a considerar".

Este tipo de prácticas que realizan los distintos equipos de montaña de la Guardia Civil son parte del programa del Plan de Instrucción Estival en el que se desarrollan actividades relacionadas con la escalada de paredes; descenso de cañones; marchas por montaña estival con GPS; prácticas de espeleología o supuestos de rescate de personas accidentadas en ambientes de montaña como el simulado este miércoles.

Consulta aquí más noticias de Alicante.