Las organizaciones del sector del taxi han criticado este miércoles la posible implantación de coches eléctricos en la ciudad de Valencia a través de un servicio de préstamo público, más conocido como 'car sharing', según han informado en un comunicado la Asociación Gramial del Taxi, la Federación Sindical del Taxi,

Uso cv taxi y la Asociación Empresarial.

La entidades que representan al sector se han reunido este miércoles y han manifestado que están "totalmente de acuerdo en la necesidad de disminuir el tráfico rodado y el número de vehículos estacionados en la ciudad de Valencia", pues "conllevaría una mejora en el bienestar social de los ciudadanos y el consiguiente descenso de la contaminación medioambiental".

En este sentido, las asociaciones han recordado que, en base a esa inquietud, el sector ha ido renovando su flota y ha adquirido vehículos que utilizan combustibles menos contaminantes "a pesar del gran coste que supone a nivel económico la implantación de estos vehículos". "Este esfuerzo está siendo realizado íntegramente por los taxistas, sin ayudas de ningún tipo por parte del Ayuntamiento", han subrayado.

Por este motivo, los taxistas han manifestado su "extrañeza", ya que "dudan" de la efectividad de medidas que incrementen el número de vehículos en la calle, "cuando disponiendo de una renovada flota de vehículos taxi, dotada además de una gran parte de coches ecológicos, estos carecen de ayudas que fomenten su utilización por parte de los ciudadanos".

A su juicio, han instado a adoptar medidas como peatonalizar el casco antiguo de Valencia, disminuir el uso del vehículo particular desde la Ronda de Tránsitos hacia el centro de la ciudad, limitar el "efecto llamada" del uso del coche particular en el centro de la ciudad, dejando en el mismo zonas de aparcamiento exclusivas para residentes, mantener despejado el carril bus durante las 24 horas del día, potenciar el uso del transporte público y crear microparadas de taxis en las calles mas céntricas.

"Con todas estas medidas se conseguirían en poco tiempo los objetivos de descongestionar el tráfico rodado en el centro de la ciudad, disminuir el número de vehículos estacionados, bajar los niveles de contaminación y reducir los costes del transporte público a los ciudadanos", ha resaltado el sector del taxi, quien ha resaltado que esto no supondría ningún coste para las arcas municipales.

Consulta aquí más noticias de Valencia.