El vertido de fuel que siguió al incendio de dos tanques en el puerto de Gibraltar no lo causó ni lo agravó la supuesta tardanza de las autoridades del Peñón en aceptar la ayuda española, ya que ésta no sirvió para extinguir el fuego antes, ha afirmado este miércoles el Gobierno de Peter Caruana.

El Ejecutivo gibraltareño ha abierto una investigación sobre el accidente, pero ha calificado de "disparate" sugerir que si el Peñón hubiera aceptado antes la ayuda española se habría evitado incluso la explosión en el segundo tanque de fuel.

En un comunicado, indica que la única ayuda que España ofreció en la tarde del 31 de mayo fueron remolcadores con agua, mientras que el incendio pudo extinguirse gracias a un plan centrado en "atacar el fuego con cantidades suficientes de espuma" antiincendios.

El Ejecutivo gibraltareño reconoce que la espuma disponible en el Peñón fue insuficiente para extinguir el incendio en un primer momento y tuvo que comprar más a proveedores en Sevilla y a la refinería de Cepsa.

Como medida de prevención, el Gobierno de Caruana ya ha adoptado medidas para aumentar "sobremanera" los stock de espuma para extinguir fuegos no sólo en Gibraltar sino también para estar en condiciones de ayudar en incidentes que sucedan en su entorno.

Por tanto, el Gobierno gibraltareño se muestra "totalmente satisfecho" con su gestión del accidente y "rechaza todas las críticas".

Añade, además, que aceptó la ayuda "relevante" española "en el momento apropiado" y agradece de nuevo la "solidaridad" de las autoridades españolas.

También presenta sus "disculpas" a los ciudadanos de Algeciras y de otros lugares de la comarca del Campo de Gibraltar que han sufrido la "contaminación breve pero significativa" de sus playas y medio ambiente como consecuencia del incendio y vertido posterior.

Sin embargo, arremete contra aquellos que en España "no pueden controlar su instinto motivado políticamente de poner por los suelos y denigrar a Gibraltar en cada oportunidad".

No obstante, la Policía de Gibraltar, la autoridad portuaria y otras agencias gibraltareñas han iniciado una investigación sobre el incidente que completará otro estudio externo por parte de la consultora Capita Symonds. Sus conclusiones harán que el Gobierno del Peñón valore si debe tomar alguna otra medida adicional.

El Gobierno de Gibraltar ha negado este miércoles que las consecuencias del incendio de la semana pasada en su puerto las causara o agravara una supuesta tardanza por parte del Peñón

Consulta aquí más noticias de Sevilla.