La Unidad de Control de Establecimientos y Consumo (UCECO) de la Policía Local de Vila-real (Castellón) ha intervenido un total de 4.990 productos pirotécnicos, de categoría I, mientras se llevaba a cabo una inspección en un comercio de la localidad, según ha informado el Cuerpo de Seguridad en un comunicado.

Al comercio se le ha denunciado por carecer de autorización para la venta de productos pirotécnicos, por superar los cinco kilos de material almacenado y por no tener marcado CE los productos.

Consulta aquí más noticias de Castellón.