El sindicato ESK ha convocado este jueves un acto de protesta en el hospital de Cruces donde repartirán "chorizos" para denunciar el "reparto de casi un millón de euros en incentivos" a directivos de Osakidetza.

La central sindical ha calificado de "robo escandaloso" el reparto de estos incentivos entre 125 directivos. "Mientras tú trabajas el doble porque no hay dinero para sustituciones y, como premio, te rebajan el salario, estos caraduras se embolsan un 41 por ciento más de lo presupuestado para 'incentivos'", ha añadido.

ESK ha criticado que se "prime" a estos directivos mientras se recorta en 81 millones el presupuesto para Osakidetza, que está llevando "a un deterioro sin precedentes" del Servicio vasco de Salud "con un aumento de las listas de espera, con una masificación de las urgencias hospitalarias y con cierre de camas y de ambulatorios".

A su juicio, hay que llamar a estas personas por su nombre "chorizos" y, por ello, este jueves a las doce del mediodía en la entrada principal del Hospital de Cruces se repartirán "chorizos al infierno como aperitivo reivindicativo y de denuncia".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.