La Consejería de Cultura y Turismo ha abierto un concurso de ideas para definir el proyecto de recuperación de la plaza de San Esteban y la musealización del yacimiento arqueológico que hay en la misma. El objetivo es crear un centro soterrado que permita al visitante ver los restos desde una cierta altura o, incluso, caminar por los mismos y tener la sensación de estar en la ciudad musulmana de la edad media. Además, dispondrá de un centro de interpretación "actuará como puerta de entrada a toda la Murcia islámica".

Según los requisitos del concurso, el espacio museístico deberá de garantizar la visibilidad del conjunto de San Esteban, considerado ya como Bien de Interés Cultural (BIC), compuesto por la Iglesia y el Palacio de los Jesuitas, actualmente sede del Gobierno regional. Por ello, no podrá haber "elementos que perturben la contemplación" del conjunto monumental.

Además, el proyecto pretende recuperar "total o parcialmente" el espacio urbano de la plaza de San Esteban que juega un papel de "esparcimiento" para los vecinos y visitantes, según lo ha hecho saber en rueda de prensa el director de Bellas Artes y Bienes Culturales, Enrique Ujaldón, acompañado por la jefa de servicio de Patrimonio Histórico de la Consejería, Ana Fructuoso.

El objetivo es que los restos del yacimiento arqueológico "sean visitables", bien en altura, de forma que se pueda tener algún sitio bajo la plaza desde el que ver los restos y optar "quizá" en algún caso por que haya "algún espacio descubierto". Otra opción es que el visitante "pueda pasear por el mismo yacimiento, porque lo que se pretende es que el ciudadano tenga conocimiento de lo que hay allí".

A juicio de Ujaldón, es "importante" que el visitante tenga la sensación de que está paseando "por las calles de una ciudad musulmana, cuyas casas tienen la estructura típica de los inmuebles árabes, que heredan las casas del Mediterráneo, y que cuentan con patio, al tiempo que conjugan el espacio público con el espacio privado".

Asimismo, Ujaldón ha señalado que la musealización "debe evocar al ciudadano claramente que está en una ciudad con una infraestructura hidráulica muy bien desarrollada y bien conservada, de evacuación de agua, pluviales y fecales, que se perdieron tras la conquista cristiana y que en Murcia se empezó a recuperar en el siglo XIX e, incluso, más tarde". INSTALACIONES

Puesto que hay espacios en el yacimiento que están "completamente machacados" y no hay constancia de que haya restos arqueológicos, el director general ha señalado que en ellos se instalaría, siempre debajo de la plaza, las instalaciones necesarias para el centro, como el área de recepción de visitantes, unas oficinas mínimas y un espacio de interpretación.

Este centro no actuaría solo de espacio de interpretación del conjunto de San Esteban, sino que el objetivo es que "sea la puerta de entrada a la Murcia islámica", y desde allí, el visitante "tenga una clara conciencia de los recorridos turísticos patrimoniales que se pueden hacer aprovechando que el yacimiento se encuentra en el centro de Murcia".

El propósito es que el espacio sirva para dar a conocer el pasado islámico de Murcia y de otros espacios recuperados que se encuentran dispersos, como la Muralla de Verónicas, el Oratorio de San Juan de Dios, los vanos de muralla localizados en centros públicos y ubicaciones privadas, la mayoría visitables, así como el Castillo de Larache y el Convento de Santa Clara.

Entre otras instalaciones, la Comunidad quiere que el espacio disponga de una cafetería subterránea con acceso independiente del propio yacimiento, lo que Ujaldón dice que "puede resultar ocioso", pero que ha justificado porque los espacios públicos "tienen que tener conexión con la vida en la calle, de forma que actúe como polo que llame a entrar en el yacimiento".

El Gobierno regional se propone, además, que el yacimiento sea un espacio vivo, de forma que se dejará una zona de reserva arqueológica en el que equipos de arqueólogos nacionales e internacionales interesados podrán continuar la excavación en el futuro, de modo que los visitantes podrán conocer 'in situ' las obras que se estén llevando a cabo.

El centro deberá plantearse con criterios de accesibilidad total para personas con inmovilidad reducida y el espacio, además, deberá albergar un área de acceso con punto de control, consigna, vestíbulo, tienda y aseos. Un área de exposición permanente poseerá la suficiente flexibilidad para permitir la evolución del centro y posibilitar la continuación de las excavaciones y estudios necesarios así como su progresiva incorporación a los contenidos expuestos.

También deberá haber un área de aulas, talleres y actividades, así como un área de administración e investigación y un área de servicios e instalaciones. La suma de las superficies útiles será de 1.470 metros cuadrados, más los 10.300 metros cuadrados que ocupan los restos arqueológicos.

Plazo del concurso de ideas

La inscripción de los equipos en el concurso de ideas finalizará el próximo 30 de junio. Pasados unos días de la finalización del plazo de presentación se publicará la lista de admitidos y excluidos, se dará un plazo para reclamar y, a partir de la publicación de la lista definitiva, habrá un periodo de 60 días naturales para presentar los proyectos técnicos a concurso.

De este proceso resultarán ganadores seis proyectos que recibirán 8.640 euros cada uno. El concurso podrá declararse desierto únicamente en el caso de que el Jurado considere unánimemente que ninguno de los proyectos presentados resulte suficientemente satisfactorio para los objetivos del concurso.

Ujaldón no ha dado plazos concretos de los principales "hitos" o fechas destacadas para el proyecto, ya que habrá que licitar uno de los seis proyectos ganadores o, quizá refundar dos, de forma que se desconoce cuando estará finalizada la obra. En cualquier caso, ha señalado que habrá "libertad" para trabajar con los seis proyectos para encargar un proyecto final como resultado de todos ellos y ha avanzado que la Comunidad licitará "en esta legislatura".

El presupuesto máximo de la totalidad de las obras y actuaciones a plantear en las propuestas, incluida la obra arquitectónica, la urbanización, la actuación arqueológica, la restauración y musealización de los restos, excluyendo los costos correspondientes al equipamiento del Centro y los de montaje de la exposición permanente, será de 20 millones de euros.

Esta cuantía máxima no podrá ser superada en ningún caso por las propuestas, según Ujaldón, quien ha dicho que los fondos no están garantizados y "se buscarán por todos sitios" aunque, de momento, la Comunidad ha hecho muchos contactos y la predisposición "es buena". Además, el hecho de que sea una fundación, el proyecto permite "buscar fuentes de financiación sin incurrir en déficit de la Comunidad".

El jurado está compuesto por la secretaria general de la Consejería de Cultura y Turismo, el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales o persona en quien delegue, el alcalde de Murcia, un arquitecto designado por el Instituto del Patrimonio Cultural de España, un arquitecto designado por la Consejería de Cultura y Turismo, un arquitecto designado por el Colegio Oficial de Arquitectos de Murcia, un arqueólogo designado por la Consejería de Cultura y Turismo, un arquitecto designado por la Consejería de Cultura y Turismo a propuesta de la Comisión de Expertos de los restos arqueológicos de San Esteban, un representante de la Intervención General de la Comunidad Autónoma y un asesor jurídico del Servicio Jurídico de la Consejería de Cultura y Turismo. Además, el jurado contará con la asistencia de una comisión técnica.

Consulta aquí más noticias de Murcia.