Una persona vinculada con el sector de la hostelería hace que ya sean 15 las personas imputadas en la 'Operación Capacho', que instruye el Juzgado de Instrucción número 3 de Ferrol e investiga la supuesta venta irregular de vieiras extraídas por furtivos de la ría de Ferrol, donde se encuentra en veda por la presencia de la toxina 'ASP' —amnésica—.

Fuentes de la Guardia Civil —cuyo Servicio Marítimo coordina el operativo con agentes del Seprona— han confirmado a Europa Press la nueva imputación, que se ha producido en la mañana del miércoles, aunque no han trascendido la identidad y la localidad de la que es natural el individuo, ni tampoco el tipo de establecimiento que regenta.

La trama de captura y venta irregular del molusco involucra a seis furtivos —cinco vecinos de Ferrol y otro de Fene— que operaban de forma habitual en la citada ría. Junto a ellos, la Guardia Civil ha imputado un delito contra la salud pública a una persona responsable de una empresa de distribución de pescado y marisco y, con el de este miércoles, son ya ocho los hosteleros implicados.

Las operaciones comenzaron el pasado jueves y, hasta hoy, 14 personas declararon ante el juzgado ferrolano —que ya dirigió una operación similar en 2008—, tras lo que quedaron en libertad con cargos. La Guardia Civil indica que las investigaciones, todavía en curso, se mantienen bajo el secreto de sumario.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.