La Dirección de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (Zalia) ha justificado este miércoles el desalojo de una propiedad que se encuentra en la primera fase de construcción de este espacio industrial, efectuado en este día en San Andrés de los Tacones, y ha destacado que se intentó llegar a un acuerdo "hasta el último momento". Asimismo, ha recalcado que de 107 hectáreas de la Fase 1 de la Zalia, es la única finca que ha sido necesario desalojar.

A través de un comunicado, desde la Zalia se insiste en que durante todo el desarrollo del proyecto de urbanización la pretensión ha sido alcanzar mutuos acuerdos con los propietarios de las fincas incluidas en el ámbito de actuación, como así ha sido con la mayoría de los dueños de parcelas de la Fase 1, en la que se recurrió a la expropiación "sólo en contados casos".

En cuanto al desalojo, en el escrito se recalca que, "a pesar de las numerosas tentativas, ha sido imposible llegar a un acuerdo con la anterior propietaria, por lo que la sociedad se ha visto obligada a recurrir al desahucio administrativo".

Según la nota, de conformidad con la Ley, desde el 23 de septiembre del año pasado, Zalia estaba facultada para ocupar la finca ya que en esa fecha es cuando se produjo el levantamiento del Acta de Ocupación y Pago, compareciendo la anterior propietaria y recibiendo la cantidad determinada en el expediente de expropiación.

No obstante, al mantenerse en la finca después de haber cobrado, la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias acordó concederle un plazo de 15 días para el desalojo de la finca, tras el preceptivo anuncio en el BOPA.

Sin embargo, finalizado el nuevo plazo, tampoco permitió la entrada en la finca por lo que el 18 de enero de 2011 se dictó Resolución por la Administración acordando la ejecución forzosa de acto de desalojo de la finca e instando a la anterior propietaria al abandono de la finca, lo cual, tras reiterados intentos para evitar dicha ejecución forzosa, resultó también infructuoso.

Todo ello obligó, según la Zalia, a instar ante los Juzgados el auxilio de la fuerza pública, autorizándose la entrada en la finca mediante Auto de fecha 13 de mayo de 2011 por el Juzgado Contencioso Administrativo de Gijón. La entrada se ha llevado en este día tras haber notificado nuevamente a la afectada la hora y la fecha del desalojo el pasado día 3. El desalojo se está llevando a cabo con un servicio de mudanzas contratado por la Sociedad que está retirando los enseres de la anterior propietaria que permanecían en la finca.

Pese a los "graves" inconvenientes y de los perjuicios económicos que ha supuesto para la sociedad no disponer de esta finca desde el inicio de las obras el pasado noviembre, y tras más de 8 meses después de firmar las Actas de Ocupación y Pago, la Zalia ha incidido en que ha seguido hasta el final manteniendo contactos con la anterior propietaria a fin de intentar llegar a un acuerdo, "sin que se obtuviera una respuesta positiva a estos intentos".

Asimismo, agradece a todas las Administraciones y autoridades implicadas su colaboración, lamenta haber tenido que llegar a esta situación y reitera nuevamente su permanente disposición para llegar a acuerdos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.