El comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, ha presentado una propuesta mejorada y ofrece 210 millones de euros para cubrir con ayudas comunitarias el 50 por ciento de las pérdidas que los agricultores europeos, sobre todo españoles, han sufrido como consecuencia de la alarma creada por Alemania al señalar erróneamente unas partidas de pepinos procedentes de España como el origen del brote de la bacteria 'E.coli' que ha dejado más de una veintena de muertos en el norte de Europa.

La nueva propuesta de Bruselas, además, amplía de tres a cinco la lista de hortalizas cubiertas por estas ayudas, al sumar los calabacines y los pimientos a pepinos, tomates y lechugas como productos más perjudicados por el temor de los consumidores y la caída de las ventas. Podrán optar a este apoyo tanto los agricultores adscritos a alguna organización agraria como los independientes.

Ciolos propuso el martes crear un fondo específico para este crisis dotado con 150 millones de euros, con el objetivo de cubrir con dinero comunitario en torno al 30% de las pérdidas de los agricultores más afectados por la caída de las ventas a raíz de esta crisis, es decir, de los productores de pepino, tomate y lechuga; pero tras escuchar el rechazo de los ministros de Agricultura de la UE en una reunión extraordinaria en Luxemburgo este martes, el comisario se comprometió a "revisar al alza" su oferta.

Nueve delegaciones, entre ellas España, Francia y Alemania, consideraron "insuficiente" los 150 millones y exigieron compensaciones por valor del 90 o cien por cien de la mercancía tirada.

(

Habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Sevilla.