El Senado ha rechazado este miércoles con los votos en contra del PP y PSOE la enmienda del senador autonómico por Baleares, Pere Sampol, que solicitaba la derogación del decreto que permite la entrada del sector privado en Aena, con lo que a su juicio ambos partidos se pronuncian en contra del criterio del Parlament balear y de los principales agentes sociales de la comunidad que se oponen a dicha privatización.

Sampol, que presentó dicha enmienda derogatoria al proyecto de Ley de Contratos de Crédito de Consumo, ha criticado que el PP y el PSOE "una vez más" tienen un criterio distintos en Baleares y en Madrid, lo que revela que las dos formaciones "vuelven a ceder" ante los intereses de sus respectivas direcciones estatales en lugar "de defender lo intereses de Baleares".

La enmienda de Sampol pretendía suprimir las disposiciones que articulan la nueva sociedad mercantil de Aena y argumentaba que el proceso de privatización del ente va en contra "de los intereses generales" puesto que existen experiencias, como el caso de Gran Bretaña, donde procesos similares han empeorado el servicio.

Durante la defensa de su iniciativa, el senador del PSM-EN ha asegurado que en Baleares existe un consenso "unánime" en contra de la privatización de Aena, tal y como han expresado el propio Parlament, las principales asociaciones empresariales, los sindicatos y la Cámara e Comercio.

De hecho, ha enfatizado que la privatización de los aeropuertos de Baleares "supone un auténtico disparate" porque estas infraestructuras constituyen el principal pilar de la economía y la conectividad de la comunidad.

En el debate, Sampol ha aludido a la situación interna del PSOE y se ha asegurado que "privatizar los aeropuertos no es un giro a la izquierda" —en alusión a las corrientes dentro de este partido que reclaman un debate sobre los planteamientos ideológicos de la formación—, sino que la política de izquierdas consiste en "gestionar bien lo público".

Finalmente, ha comentado que Baleares defiende un proceso de cogestión con un papel fundamental de las instituciones públicas insulares y ha expresado su temor de que el 49% que se sacará a concurso para el sector privado aumente y derive en una completa gestión privado.

Por su parte, el senador del PSOE Francisco Vallejo negó, en su réplica a Sampol, que Aena vaya a privatizarse porque el 51% del capital de la nueva sociedad seguirá estando en manos de las instituciones públicas.

También remarcó que en el nuevo modelo se quiere dar una presencia destacada a las instituciones autonómicas y locales, aspecto que será especialmente positivo para Baleares.