Etah, India
La localidad de Etah, en La India. GOOGLE MAPS

Diez miembros de una familia han sido condenados a muerte por un tribunal indio acusados de matar a una joven de 18 años, a su amante y al hermano de éste en 2008, informó una agencia local.

La pareja quería casarse, incluso se fugaron juntos Según la agencia IANS, los condenados fueron encontrados culpables de matar a Vijaya Pal, de 18 años, su amante Udai Pal Singh y un hermano de éste, Satyabhan, en la localidad de Etah, en el estado norteño de Uttar Pradesh.

La sentencia la pronunció el juez R.B. Sharma en la ciudad de Etah, a 400 kilómetros de Lucknow, la capital del estado.

"Ramesh Pal -padre de Vijaya- se hallaba en contra de la relación que mantenía su hija con Udai Pal. La pareja quería casarse, incluso se fugaron juntos", explicaron fuentes de la fiscalía. "Más tarde, cuando la pareja regresó, Ramesh Pal, con la ayuda de su familia y otros parientes, los mataron a tiros, junto a Satyabhan", añadieron.

Trece personas comparecieron como acusados por el triple asesinato pero una fue absuelta y dos son menores de edad, por lo que su posible participación en los crímenes compete a un tribunal de menores.

Matrimonios concertados

En la India, sobre todo en zonas rurales, son habituales los matrimonios concertados y los padres, en caso de que sus hijos quieran escoger pareja, acostumbran a vetar a candidatos de diferente religión o casta más baja.

Si los hijos optan por no atender la decisión de sus padres, el crimen de honor se manifiesta como el caso más extremo de intento, por alguna de las dos familias, de recuperar la 'dignidad perdida'.