Después del extraordinario éxito de público y crítica de pasadas temporadas, el Teatro Lírico de Barcelona vuelve al Auditorium de Palma con la Zarzuela más popular: La Verbena de la Paloma, en 1 acto libro de Ricardo de la Vega Música del Maestro Tomás Bretón. La única representación será este viernes, 10 de junio, a las 19.00 horas.

La actuación servirá para brindar homenaje al desaparecido barítono mallorquín Francisco Bosch, "uno de los referentes más destacables de la Zarzuela, en reconocimiento por su larga trayectoria cargada de éxitos por todo el mundo", según informa la organización a Europa Press.

La verbena de la Paloma es una zarzuela con libreto de Ricardo de la Vega y música de Tomás Bretón. Se estrenó el 17 de febrero de 1894 en el Teatro Apolo de Madrid. Como era corriente en las zarzuelas lleva un subtítulo: El boticario y las chulapas y celos mal reprimidos.

Su título hace referencia a la Verbena de la Paloma, una de las más castizas y tradicionales de Madrid. Esta zarzuela es una de las más reconocidas y apreciadas por el pueblo madrileño, ya que además de la referencia a la Virgen Castiza es un retrato del Madrid de finales del siglo XIX, con sus chulos y chulapas.

Se estructura en un sólo acto, dividido en tres cuadros (las zarzuelas del Género Chico suelen tener un acto y ser de corta duración). Cada cuadro tiene decorado y escenificación diferentes. En la obra aparecen personajes tan entrañables y recordados como las chulapas, el sereno, los guardias (guindillas), el tabernero, además de otros tan castizos como Don Hilarión y su amigo Don Sebastián, la tía Antonia... Todos estos personajes son muy característicos del viejo Madrid del siglo XIX.