El portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Socialista, Guillermo Meijón, ha denunciado este miércoles "una nueva ofensiva" de la Xunta contra el sistema educativo público tras conocer la posible amortización de "más de 1.800" plazas de profesores.

Ha llegado a esta cifra tras conocer este martes que Educación convertirá siete institutos (IES) en centros integrados de FP (CIFP), de modo que se amortizan más de 200 plazas de Educación Secundaria y Bachillerato. A ellas se suman otras 600 del reciente concurso de traslados junto con casi un millar de jubilaciones anticipadas, dado que se trata del "último año" que se pueden solicitar, según ha indicado.

Paralelamente, el diputado socialista ha puesto de manifiesto que las oposiciones únicamente servirán para reponer "el 30 por ciento" de las jubilaciones ordinarias —aproximadamente 200 de 700—. "Hablamos de una reducción inicial de unas 1.800 plazas", ha concluido, para señalar que "muchas de ellas" serán cubiertas con interinos, algo con lo que se ha mostrado en desacuerdo.

Así, a sus críticas a "la reducción notable" en el número de docentes ha añadido quejas contra el aumento de la interinidad "en lugar de apostar por la estabilidad" de los profesores. Esta forma de actuar, según ha destacado, va "en la línea contraria" a la del bipartito, que hizo "un esfuerzo" por reducir la interinidad hasta el entorno del cinco por ciento.

"déficit de calidad democrática"

Además, en cuanto a la transformación de los siete CIFP, Meijón ha censurado que la Xunta "ocultó deliberadamente toda la información a las comunidades educativas" y que el director xeral de FP, José Luis Mira Lema, "plantó a la mesa sectorial únicamente para dar una rueda de prensa junto con el conselleiro".

"La gestión de la Xunta a nivel educativo registra un importante déficit de calidad democrática y un profundo desprecio a la comunidad educativa", ha reprobado, tras subrayar que el Gobierno gallego "evita convocar" al Consello Galego de FP porque "no quiere su participación" a la hora de determinar cuestiones como la ubicación de los distintos ciclos o su número de plazas.

Reducción en inversiones

Al margen de la reducción en el número de profesores, Meijón ha denunciado también el "recorte" de la inversión en los centros públicos en un momento en el que está aumentando la demanda de matrícula en Educación Infantil y Primaria pese a que la Xunta "dejó 30 millones de euros sin invertir en obra nueva en 2010".

Ello está generando "problemas" en diferentes municipios, como el de Ames (A Coruña), donde los padres reclaman la creación de plazas públicas para evitar el desplazamiento de sus hijos, y, a su juicio, causará distorsiones también "en las grandes ciudades".

Para reforzar sus críticas a la reducción de inversiones, ha señalado que la Xunta tiene "paralizados" los servicios complementarios —transporte escolar y comedores gestionados por las ANPAs—. De hecho, en la próxima sesión plenaria defenderá que Educación "asuma de forma progresiva" su gestión.

Ha aprovechado también para recordar los "recortes" en las ayudas para la adquisición de libros de texto y en las becas para FP y universidad, sin dejar de remarcar la negativa del PP a apoyar una iniciativa impulsada por el PSOE para garantizar los estudios a parados o hijos de parados a través de becas pese a que "las consellerías de Traballo y Educación suman 250 millones de euros sin ejecutar correspondientes a 2010".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.