El alcalde de Lorca, Francisco Jódar, ha hecho público su rechazo al tratamiento que se está ofreciendo a los agricultores lorquinos a consecuencia de la conocida como "crisis del pepino".

El primer edil ha indicado que las pérdidas económicas que están sufriendo los profesionales lorquinos se están multiplicando a medida que avanzan los días, al tiempo que ha calificado de "injusta e improvisada" la reacción que tuvo el gobierno alemán al respecto.

El alcalde ha indicado, tras mantener una reunión con representantes de Fecoam, Unexport, Asaja y la práctica totalidad de productores locales, que con esta situación está sucediendo lo mismo que cuando se hablaba del acuerdo de exportación de tomate con Marruecos, "que realmente está afectando a la totalidad de los productos".

De hecho Jódar ha informado de que ya se está registrando una caída en picado del consumo de productos agroalimentarios de España, y en consecuencia, de Lorca.

En este sentido, existe una afección muy negativa cara al desarrollo de la campaña de verano de melón y sandía, debido al efecto contagio que se está produciendo, ya que la alerta generada ha despertado el recelo de los consumidores en toda Europa frente a los productos españoles.

Francisco Jódar, ante este panorama, ha anticipado que va a transmitir tanto al presidente de la CARM, como al presidente del Gobierno de la Nación, la casuística que se ha generado en nuestro municipio, una situación que ha calificado como "un fuerte golpe que agrava el contexto tan complicado que vivimos los lorquinos".

El alcalde ha manifestado que la apertura de fronteras a los productos del sector agroalimentario de nuestra comarca resulta "virtual" y no ha arreglado nada, puesto que la alarma levantada hace que los consumidores europeos "pasen de largo" cuando ven nuestros productos.

De hecho hay varias toneladas de productos que se están quedando en tierra a pesar de haber sido contratados previamente. Esto hace que se tenga la previsión de un verano muy difícil y con graves pérdidas en el sector.

Ayuda ridícula

El alcalde de Lorca ha señalado que la ayuda de 150 millones de euros decretada por la UE para paliar las pérdidas es considerada por parte del sector de productores lorquinos como "ridícula e incoherente", puesto que dicha ayuda se destinará a los productores de tomate, lechuga y pepino.

Se trata de unos productos que ya están prácticamente fuera de campaña en España, y sí se están cultivando en otros países como Alemania, Inglaterra, Bélgica y Holanda.

Ante estos hechos, Jódar ha considerado "paradójico" que precisamente el país que levantó la alarma contra los productos españoles sea ahora el que vaya a beneficiarse principalmente de estas ayudas de la UE.

Consulta aquí más noticias de Murcia.