Una nueva tarjeta Móbilis, desarrollada por la Agencia Valenciana de la Movilidad (aVM), integrará en un plazo aproximado de dos meses títulos para viajar en metro, en autobus o en bicicleta. Posteriormente se podrán incorporar otros servicios tras alcanzar acuerdos con los diferentes ayuntamientos de la Comunitat.

Así lo ha indicado este miércoles el conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, en una rueda de prensa tras asistir a la celebración del consejo de administración de la aVM, en el que se ha presentado esta nueva tarjeta pionera en España y que permitirá a los ciudadanos de la Comunitat moverse por todo el territorio.

Flores ha explicado que el objetivo es que en un plazo de tres o cuatro años "todo el mundo tenga esta tarjeta en su monedero". Para ello, mediante correo u otros medios, los ciudadanos irán recibiendo sus tarjetas, en las que podrán cargar los diferentes títulos de transporte u otros servicios asociados.

"Vamos a comenzar la difusión de la tarjeta a todos los ciudadanos de la Comunitat para que al final de la legislatura, y con la colaboración de los ayuntamientos, los ciudadanos dispongan en sus carteras de lo que será un verdadero pase hacia una movilidad más sostenible", ha comentado, y ha agregado que "lo importante es que valga en toda la comunidad".

El conseller ha indicado que se prevé que en el plazo de dos meses, esta tarjeta pueda integrar títulos para viajar en metro o en autobus, o para alquilar bicicletas. Posteriormente y de manera progresiva se pretende extender al alquiler de vehículos eléctricos, a los taxis, utilizarse como tarjeta monedero, o como carnet para acceder a una biblioteca o a un polideportivo.

En función de la utilidad que le vaya a dar el ciudadano, se podrá adquirir un tipo de tarjeta u otra: anónima para que pueda ser utilizada por varias personas indistintamente, o una tarjeta personalizada con la fotografía e identidad del usuario que podrá ser utilizada como tarjeta ciudadana.

Además, con su implantación, la nueva tarjeta dispondrá de un sistema 'multicarga' no sólo en los puntos de recarga actuales como estancos, kioscos o estaciones, si no también se permitirá la recarga a través de las nuevas tecnologías como internet, cajeros de banco y telefonía móvil.

A este respecto, el conseller ha indicado que a lo mejor, dentro de poco, el chip que se incorpora al título de transporte se puede poner en el teléfono móvil. "Ya se están haciendo las primeras pruebas con los teléfonos", ha dicho.

La tarjeta contará con referencias de la página web de la Agencia de Movilidad y de los teléfonos de información sobre movilidad y transporte público, facilitando la información no solamente de los servicios públicos específicos, sino sobre buenas prácticas de movilidad.

Más presupuesto

Mario Flores ha comentado que otro de los temas que se han tratado en el consejo ha sido los presupuestos y aportaciones que hace la Administración para que funcione el transporte público. Estas aportaciones, en Valencia, ascienden a más de 160 millones de euros, según ha comentado.

Asimismo, ha recordado que el Ayuntamiento de Valencia destina unos 65 millones para que funcione el servicio de autobuses; mientras que la Generalitat aporta unos 90 a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV).

A este respecto, ha lamentado que el Estado, en el caso de FGV, "no haga ninguna aportación", mientras que sí la realiza en Madrid o en Barcelona. Por ello, ha afirmado que la Administración valenciana intentará que se le vuelva a incluir en estas aportaciones. "El Estado debería darnos cantidades del orden de 90 millones, que es lo que paga la Generalitat", ha dicho, y ha calificado esta ayuda de "fundamental".

Consulta aquí más noticias de Valencia.