El consejero de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria en funciones y secretario del comité local del PRC de Torrelavega, Francisco Javier López Marcano, ha considerado que la abstención de su partido para que gobierne en la ciudad la lista más votada, el PP, exigirá a esta formación tener "cintura política" para llegar a acuerdos.

Una "cintura política" que, según López Marcano, el PP "no ha demostrado" desde la oposición, porque las circunstancias no lo permiten. Pero ahora, ha añadido, "están obligados a llegar a acuerdos puntuales y sensatos".

En declaraciones a los periodistas, el líder del PRC en Torrelavega ha señalado que los regionalistas han respetado la voluntad expresada por los vecinos en las urnas el pasado 22 de mayo, que eligieron al PP como la lista más votada.

Por ello, se abstendrán en la votación para elegir alcalde y facilitarán el gobierno minoritario del PP, que encabezará Ildefonso Calderón, lo que también exigirá que los 'populares' tengan "cintura política" para llegar a acuerdos.

MOVIMIENTO 22-M

López Marcano se ha referido a los regionalistas de Torrelavega como el movimiento 22-M, desde el que van a contribuir a que la ciudad "funcione, tenga desarrollo y futuro". "Creemos en la Torrelavega ciudad. No creemos en la Torrelavega pueblo", ha sentenciado.

Ha añadido al respecto que ese "movimiento 22-M" les permitirá mantener, desde las instituciones y foros de trabajo, "un debate permanente".

Tras indicar que después de las elecciones del 22 de mayo el comité local se ha reunido tres veces, López Marcano ha señalado que van ser "vigías permanentes" de los acuerdos que se adopten en Torrelavega y, también, de las decisiones que lleguen desde la Comunidad y que pueda afectar a "lo que se haga o deje de hacer" en la capital del Besaya.

También ha avisado de que tendrán "buena memoria" y recordarán, a lo largo de toda la legislatura, aquello que se diga y lo que se prometa, así como lo que no se cumpla.

Además, serán "corteses y elegantes" y respetarán los cien días de gobierno que se dan de "cortesía" para hacer el primer análisis. Tras este plazo, los regionalistas serán "contundentes y enérgicos" en la crítica y "muy positivos" en la presentación y elaboración de propuestas.

El objetivo general de esta actitud es contribuir al desarrollo de la ciudad y superación de los problemas que tiene en la actualidad. Y el objetivo específico y particular es "demostrar a los torrelaveguenses que somos la mejor opción y el mejor proyecto político", aunque "tal vez por las circunstancias no lo han sabido transmitir", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.