La maestra de una guardería de Castellón denunciada por dos padres y que ha llevado a la Policía Nacional a abrir una investigación para esclarecer si hubo malos tratos a menores, se encuentra de baja desde el pasado 25 de mayo, un día después de que una madre comunicara a la dirección de la escuela "determinadas circunstancias respecto a la relación" entre la educadora y los alumnos de la clase.

Según la información facilitada por la Conselleria de Educación, el pasado 24 de mayo una madre puso en conocimiento de la dirección de la escuela infantil "determinadas circunstancias respecto a la relación entre una educadora y los alumnos de su clase" y ese mismo día, el centro contactó con la dirección territorial para informarle de lo sucedido.

La inspección de zona se personó en el centro e inició un expediente informativo el día 25 de mayo "con el fin de esclarecer los hechos". La educadora se encuentra de baja desde esa fecha, momento en el que la directora del centro pasó a ocuparse de las clases.

Fuentes de la Conselleria de Educación han indicado que, una vez se estudien todos los indicios y testimonios recogidos a través de la investigación en marcha, será cuando este departamento podrá determinar qué hacer en este caso. No obstante, ha precisado que este proceso lleva un tiempo, por lo que es muy pronto para sacar ningún tipo de conclusión.

La Policía mantiene abierta una investigación para esclaracer supuestos malos tratos a menores por parte de una educadora en una guardería del Grao de Castellón tras dos denuncias interpuestas, según han informado a Europa Press fuentes cercanas al caso. Las denuncias fueron presentadas en la Comisaría por parte de los padres de dos alumnos del centro y una de ellas ya ha sido remitida al juzgado.

Consulta aquí más noticias de Castellón.