Las negociaciones entre socialistas y nacionalistas han acordado un decálogo de actuaciones en los próximos cuatro años para la reedición del bipartito en la ciudad de As Burgas, el cual "ultiman" para recoger en él los principales ejes de actuación de gobierno. Mientras, todavía está pendiente el reparto de áreas, que se hablará en días posteriores, previsiblemente este jueves.

Esto es lo que se desprende de la segunda reunión que tuvo lugar en el Liceo de la ciudad de Ourense, con presencia de las comisiones negociadores nombradas por cada organización para llegar al un pacto de gobierno. A ella, acudieron los cuatro integrantes de cada formación que protagonizan las negociaciones y los dos cabezas de lista de PSOE y BNG, Francisco Rodríguez e Isabel Pérez respectivamente.

Algunos de los puntos clave prioritarios estarán en el desarrollo de políticas socio-económicas que favorezcan la creación de empleo y de riqueza y reenfocar de forma radical del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM).

Asimismo, otros puntos se centran en la reordenación urbana que se generará con la integración del AVE, o el incremento de servicios sociales a la ciudadanía, además de lograr una mayor eficiencia en la gestión de la administración local y que ésta promocione el uso de la lengua gallega.

Buena sintonía

El secretario de la ejecutiva municipal del PSOE, Antonio Vallejo, destacó la buena sintonía en las negociaciones, mientras que el responsable de la ejecutiva local del BNG, Xosé Carballido, subrayó que este decálogo incluye las actuaciones "prioritarias para los próximos cuatro años" ya que "es clave".

Tras la reunión, el secretario de la ejecutiva municipal del PSOE, Antonio Vallejo, señaló que socialistas y nacionalista ultiman esta propuesta programática, "prácticamente cerrada". Por su parte, el responsable local del BNG consideró que el decálogo es "clave".

La segunda fase de las negociaciones, que posiblemente tendrá lugar este jueves, será determinar las áreas que permitan el desarrollo del decálogo, para posteriormente nombrar a las personas que dirigirán los departamentos.

"todo esta abierto"

Para ambas formaciones, ahora no toca hablar de los nombres de las personas que dirigirán las concejalías o departamentos. Con todo, los dos portavoces de ambas formaciones han clarificado que "nada es irrenunciable", ni por parte de socialistas ni de nacionalistas, y, en la actualidad, la distribución de las áreas de gobierno "es secundaria".

Para Antonio Vallejo, el nombramiento de las personas que dirigirán áreas es "secundario" y sólo tiene una función "instrumental" de aplicación del programa de gobierno.

En la misma línea se pronunció Xosé Carballido, quien matizó que hay cabezas visibles "con experiencia", que ya han dirigido determinadas áreas durante la pasada legislatura, y que, a su juicio, deberían seguir haciéndolo durante los próximos cuatro años.

Consulta aquí más noticias de Ourense.