El Juzgado de lo Penal número 3 de Santander ha impuesto una multa de 2.340 euros a J.G.C. por acusar de robarle a un hombre que no le había devuelto el dinero que le había prestado.

La cantidad ascendía a 35.700 euros, que el acusado denunció que una persona había sustraído de su cuenta bancaria, a través de un cheque, pero sin su autorización.

En realidad, ese cheque lo había emitido libremente el acusado como un préstamo, pero ante las dificultades para recuperar los 35.700 euros, optó por denunciarle en falso.

Esa acusación tuvo como consecuencia que se abrieran diligencias judiciales contra el denunciado, al que se llegó a tomar declaración en calidad de imputado.

El juzgado considera a J.G.C. culpable de un delito de acusación y denuncia falsa, por el que le condena a 2.340 euros de multa.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.