Un total de 156 personas sufrieron golpes de calor en la comunidad el verano pasado como consecuencia de las altas temperaturas que se suele registrar durante el período estival, según ha detallado este miércoles en Sevilla la consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, quien ha precisado que "siete de estas personas fallecieron por esta causa", que se manifiesta con una rápida subida de la temperatura corporal, un fallo del mecanismo de termoregulación y unos síntomas caracterizados por la falta de sudor, mareos, confusión y enrojecimiento y sequedad de la piel, entre otros.

Montero, quien ha informado de la activación del Plan Andaluz de Prevención de las Altas Temperaturas, que este año cumple su octava edición y que permanece activado entre el 1 de junio y el 15 de septiembre, ha ahondado que de los siete fallecimientos, uno se registró en Almería, dos en Córdoba, otro en Jaén, otra persona en Málaga y dos más en Sevilla.

Dos de los casos correspondieron a personas que estaban trabajando al aire libre, dos fallecimientos ocurrieron en la vía pública y tres en domicilio.

Igualmente, ha detallado que en 2010 los servicios sanitarios contabilizaron hasta 802 urgencias de personas que había sufrido un agravamiento de sus patologías de base como consecuencia de la subida del mercurio.

El perfil de este tipo de personas se suele corresponder con personas mayores con patología crónicas, en su mayoría mujeres y que viven solas o con otra persona también de avanzada edad. No obstante, en este grupo suelen estar también enclavadas personas polimedicadas y las que acaban de salir de una hospitalización por causas como una intervención quirúrgica.

Por provincias, la titular del ramo ha indicado que el 79 por ciento de los casos de patologías agravadas por calor tuvieron lugar en Sevilla (635), mientras que el 68 por ciento del total de golpes de calor se acumularon en Málaga (16), Huelva (14) y Cádiz (12).

Activaciones alertas por provincias

Además, la titular del ramo ha informado de que entre el 1 de junio y el 15 de septiembre del pasado año se activaron las alertas por la subida de las temperaturas previstas en el plan de prevención en un total de 16 días, afectando a las provincias de Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga y Sevilla.

En este punto, ha detallado que la provincia con más días de alerta fue Sevilla, con un total 12 activaciones, de las cuales siete fueron por nivel naranja, tres amarillo y dos rojas). A esta provincia le siguió Cádiz, con nueve días (seis naranjas y tres amarillas); mientras que el resto tuvieron lugar en Córdoba (cinco naranjas); Huelva (cinco naranjas), Málaga (cinco amarillas) y Almería (una amarilla).

Respecto a las temperaturas, el verano pasado se registraron 25 días con temperaturas superiores a los umbrales máximos y mínimos entre julio (12 días) y agosto (13 días). Sevilla fue también la provincia que acumuló más días con superación simultánea de umbrales (14 días); seguida de Almería (seis días); Cádiz y Huelva (cinco días); Málaga (cuatro días); Córdoba (dos días) y Jaén (un día).

Consulta aquí más noticias de Sevilla.