El Ayuntamiento de Teruel ha celebrado esta miercóles el último pleno de la legislatura que, ha servido para aprobar el acta de la anterior sesión plenaria, pero sobre todo para que los ediles que no repetirán en la próxima legislatura pudieran despedirse. De los 21 concejales, 13 no van a repetir. Incluso, se han planteado la posibilidad de crear una asociación de 'ex concejales'.

El alcalde de Teruel en funciones, Manuel Blasco, ha querido agradecer a todos concejales "que han trabajado durante cuatro, ocho o doce años y que hoy terminan su andadura municipal". Después ha llegado el momento de las despedidas.

El PSOE es el grupo que más cambios va a introducir el próximo sábado, ya que de los siete ediles actuales sólo repetirá Pedro Joaquín Simón. De esta forma, esta semana se despiden de su cargo: Lucía Gómez, Gaspar Lozano, Flora Cote, Conchita Catalán, José Antonio Sánchez y José Antonio Esteban.

Lucía Gómez, que fue la primera alcaldesa mujer de la ciudad (2003- 2007) ha sido la encargada de despedir a sus compañeros de partido. Gómez ha señalado que "espero que los turolenses hayan sido los beneficiados de nuestra acción política" puesto que "entramos para mejorar la calidad de vida de todos". Por eso, ha asegurado que "me voy satisfecha".

Otro ex alcalde también deja el Ayuntamiento después de 12 años de vida municipal, Miguel Ferrer (2007-2010). Ferrer que dejó la Alcaldía y el Partido Aragonés (PAR) en noviembre de 2010, ha dicho que "me voy con la cabeza alta, creo que con la sensación del deber cumplido".

Además, ha manifestado que "ha sido una etapa interesante" en la que "mi espíritu ha sido trabajar por la ciudad de Teruel", al tiempo que ha pedido perdón "a los que haya podido ofender o no haya podido resolver los casos que me han manifestado".

Miguel Ferrer se va como concejal no adscrito, aunque hace cuatro años accedió al consistorio como representante del PAR. Sus tres compañeros de partido, Julio Esteban, Mar Nácher y Elena Gómez también dejan el consistorio.

Por el Partido Popular (PP) dejan el Ayuntamiento de Teruel, Concha Lasarte, María Pilar Sánchez y Fernando Guillén. Lasarte ha afirmado que ser concejal "es uno de los hechos más gratificantes que puede tener un turolense" por lo que se lleva "un enriquecimiento a nivel político, personal y profesional".

Por su parte, Sánchez ha indicado que "hemos tenido buena relación en general". Tanto que, ha asegurado que "creo que incluso vamos a llevar incluso una asociación de ex concejales". Finalmente, Fernando Guillén ha destacado que "cambia mucho" estar en la oposición y en el equipo de gobierno, al tiempo que ha indicado que, estos últimos meses, "se ha comprobado que las cosas funcionan mejor con la colaboración de todos".

Además, todos los ediles han querido agradecer a los trabajadores del consistorio por la labor que desarrollan y al resto de sus compañeros, a los votantes y a sus partidos. También han coincidido en que lo más importante son las relaciones personales que se han entrelazado entre ellos.

A lo largo de la legislatura han dejado el ayuntamiento otros concejales, como Luis Muñoz y Carmen Alonso (PAR) que dimitieron el pasado mes de noviembre, con la salida de Ferrer. También dejaron el consistorio José Luis Fortea (PP) y Ana Verdejo (PSOE), ambos por motivos personales.

Los dos concejales que Chunta Aragonesista (CHA) tiene actualmente en el consistorio, José Navarro y Paco Martín seguirán en el consistorio. Por eso, Martín ha deseado "mucho éxito, lo mejor", lo mismo que desea a los ediles que se quedan y a los que llegarán porque "Teruel lo necesita".

Consulta aquí más noticias de Teruel.