Los sindicatos

Ccoo y ugt en Andalucía han lamentado este miércoles que ni el Gobierno estatal, ni la Junta de Andalucía, ni la instituciones europeas se estén preocupando por compensar las pérdidas a los "miles" de trabajadores afectados por la denominada 'crisis del pepino'.

En rueda de prensa tras reunirse con IU, el secretario general de CCOO, Francisco Carbonero, ha considerado "tremendamente desproporcionado lo que ha hecho Alemania" y ha señalado que debería "rectificar y compensar el daño que ha hecho a los productos andaluces".

Además, ha exigido al Gobierno y a la Junta que se dirijan a los sindicatos y a los trabajadores para "ver cómo se compensan las pérdidas de miles de empleos, la imposibilidad de mucha gente para cobrar las prestaciones sociales por desempleo". "A pesar de haber hecho la petición públicamente ni el Gobierno, ni Agricultura ni Empleo ni nadie del Gobierno andaluz se ha dirigido para ver cómo resolveremos el problema", ha subrayado.

Asimismo, ha pedido a IU que interpele en el Parlamento andaluz sobre cuál es la alternativa de la Junta para paliar las pérdidas que han tenido los trabajadores.

Además, Carbonero ha llamado la atención sobre las condiciones de trabajo en el campo andaluz, y sin querer que "sonará a alarma" ha instado a reflexionar al respecto para que "en la guerra de mercados no se deteriore más la imagen de los productos andaluces" por las condiciones de trabajo.

"No es alarmismo, es una realidad sobre la que hay muchos medios de fuera de España con el foco puesto, y cómo no se quiere hablar, mejor está oculto y luego vienen las sorpresas", ha subrayado, a lo que ha añadido que conocen lo que está pasando "con miles de trabajadores en economía sumergida por la avaricia de los empresarios del campo andaluz".

"El campo andaluz necesita recompensar las pérdidas por quien las ha provocado y reflexionar sobre el futuro para que una de las potencialidades que tenemos en Andalucía para remontar la crisis no se vea limitada por las acción de muchos empresarios que sólo piensan en la avaricia permanente", ha apostillado.

Por su parte, el secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, ha criticado que "todavía" no se ha sido capaz de "hacer ver" que quienes "realmente" están pagando la crisis del pepino son los miles de trabajadores, la "inmensa mayoría" mujeres del sector del manipulado y "aún peor" los trabajadores de los invernaderos que "en su gran mayoría son inmigrantes".

"No hay manera para que nuestro Gobierno, el andaluz y el estatal, y las instituciones europeas entiendan que más allá del efecto que produce la crisis sobre las cuentas de los empresarios, el problema fundamental y vital, en muchos casos para poder comprar comida, es el de los trabajadores de invernaderos y los trabajadores del manipulado que si lo han perdido todo y no hay nadie discutiendo en Bruselas si les corresponde el cien por cien de indemnización o que parte", ha lamentado.

Esta situación, según ha detallado, pone de manifiesto "perfectamente el mundo en el que estamos y en el que quieren que se configure". Si bien, frente a esto hay que crear "alianzas sociales y alianzas y estratégicas políticas" donde en sus objetivos tengan como eje "no los intereses del BBVA, ni del Santander o de la empresa no se cual sino los intereses de la gente". Esto, a su juicio, debe empezar a desarrollarse "hoy y debe empezar desde la política municipal".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.