La secretaria general de la Federación Socialista de Mallorca, Francina Armengol, ha exigido al PP que "pare" el pacto que pretende alcanzar en Alcúdia con una "tránsfuga" del PSM -Carme García- ya que, según ha considerado, si el presidente de este partido, José Ramón Bauzá, lo autoriza estará empezando "muy mal" la legislatura.

Durante una rueda de prensa, la socialista ha revelado que esta misma mañana solicitará una reunión urgente con el PP de Mallorca para abordar esta situación al entender que sería de una "gravedad absoluta" que el PP gobernase "con el voto de una tránsfuga" y, por tanto, "con votos robados".

Armengol ha tildado este posible pacto de "gran atentado contra la democracia" y ha recordado que el PSOE tenía un "principio de acuerdo muy cerrado" para gobernar en esta localidad mallorquina con Convergència per les Illes (CxI) y el PSM.

Según ha remarcado, entendiendo que los electores habían depositado su confianza en esto, iban a llevar a cabo un pacto progresista como han desarrollado "desde hace años" en este municipio. Por ello, ha criticado que García haya "roto unilateralmente" el pacto alcanzado con CxI.

La secretaria general ha reiterado que se debe respetar la voluntad de los electores y, así, ha apelado a la "ética y transparencia" defendida por los 'populares' y ha opinado que ésta debe ser demostrada con hechos. En este caso, el PP tiene una "magnífica oportunidad" para evidenciarla.

Los 'populares', según Armengol, deben detener este pacto y "gobernar en minoría, si así lo decide la representación en el Ayuntamiento de Alcúdia" pero "de ninguna manera" hacerlo con "el voto de una tránsfuga".

En este sentido, ha recordado que existe un acuerdo antitransfuguismo firmado entre todos los partidos políticos, que establece "claramente" que "nadie puede hacer valer el voto de una tránsfuga ni para constituir un ayuntamiento, ni para gobernar".

Tras "todo lo que ha explicado -Bauzá- sobre transparencia, ética, buen gobierno y buenas palabras" si autoriza este pacto "empieza muy mal", ha advertido al líder de los 'populares' y próximo presidente del Ejecutivo balear.