La vicesecretaria general del PSN, Elena Torres, ha asegurado que "existen diferencias abismales" con Bildu que "imposibilitan su presencia en cualquier Gobierno". Sin embargo, ha insistido en que "todos los escenarios siguen abiertos" y ha recalcado que el PSN "no ha decidido" si "van a aceptar los votos o no de Bildu" para facilitar una posible investidura de Roberto Jiménez como presidente.

Así lo ha expuesto Torres al término de la reunión celebrada esta mañana entre los representantes de PSN y Bildu, en el marco de la ronda de contactos iniciada por los socialistas tras las elecciones. Un encuentro al que no ha acudido el secretario general del PSN, Roberto Jiménez, porque así "lo ha decidido la dirección" del partido.

"Roberto no ha venido porque veníamos a plantear cuestiones previas al programa. Él está en las reuniones para hablar del programa y hoy aquí no se ha hecho", ha sostenido Torres, quien no ha aclarado si el líder socialista acudirá esta tarde a la reunión que el PSN va a mantener con Nafarroa Bai.

Elena Torres ha destacado que la reunión con Bildu "ha sido muy diferente" al resto de encuentros que los socialistas han mantenido con los partidos, ya que, el PSN ha acudido a la reunión "con unas condiciones previas, estrictamente democráticas e irrenunciables, que son nuestras líneas rojas a cualquier otro planteamiento político".

Estas "condiciones previas", ha explicado Torres, son "la defensa del marco constitucional del amejoramiento del Fuero; el rechazo contundente a la violencia y la petición expresa a ETA para que se disuelva; las relaciones de Navarra con el Estado; y el desarrollo de las grandes infraestructuras como el TAV, las vías de alta capacidad de vehículos o áreas de infraestructuras".

Se trata, ha destacado la vicesecretaria del PSN, de condiciones "estrictamente democráticas previas a cualquier planteamiento político", en las que han encontrado "diferencias abismales" con Bildu que "imposibilita su presencia en cualquier Gobierno de Navarra".

Por ello, ha destacado Torres, ambos partidos "no han hablado de nada más" en el encuentro. "No hemos hablado del programa porque para nosotros estos son principios democráticos y líneas rojas previas a cualquier otro planteamiento", ha insistido Torres, quien ha incidido en que los socialistas "todavía no han decidido" si aceptarán los votos de Bildu para facilitar la investidura de Roberto Jiménez.

"No hemos considerado los votos de Bildu aunque los ha puesto encima de la mesa. No hemos entrado a hablar de votos ni de sillones, ni de si vamos a aceptar sus votos o no, para nosotros hay unos planteamientos previos que vamos a terminar de ver con el resto de fuerzas políticas y a partir de ahí tomaremos una decisión", ha agregado.

Un paso "importante" para el proceso de normalización

Por su parte, el candidato de Bildu a la Presidencia del Gobierno navarro, Maiorga Ramírez, ha destacado que la reunión mantenida este miércoles entre la coalición nacionalista y los socialistas supone "un paso muy importante en el proceso de normalización política", una reflexión que, según ha dicho, "ha sido compartida" en el encuentro.

Ramírez ha hecho hincapié en que los votos de Bildu "están encima de la mesa para configurar la alternativa a UPN y lograr el cambio política y social" en Navarra. Es más, ha recalcado, la coalición se compromete a que "los votos de Bildu también irán orientados a impedir que un posible gobierno alternativo fracase en los próximos meses".

"No apoyaríamos un Gobierno para dejarlo caer a los tres o cuatro meses", ha asegurado Bakartxo Ruiz, número dos de Bildu al Parlamento, quien ha asegurado que en estos momentos "no existe ninguna excusa para que el cambio político se pueda dar en la Comunidad".

Por este motivo, Ramírez ha instado al Partido Socialista a que "haga oídos sordos de las estrategias dialécticas que diseña UPN al objeto de hacer un uso ventajista de la violencia e impedir que se pueda configurar alternativas legítimas a sus gobiernos".

Según ha dicho, los objetivos programáticos del PSN "pueden contar con el acuerdo y las bases y premisas que defendemos en Bildu" y ha puesto de relieve que Bildu también ofrecería sus votos a los socialistas en el Ayuntamiento de Pamplona para "desbancar a UPN del poder". "Nuestros votos están encaminados para conseguir que UPN no gobierne y eso lo haremos en todas las instituciones", ha agregado.

Preguntado por la opinión de la coalición sobre la ausencia de Roberto Jiménez en la reunión, Ramírez ha destacado que "no le han echado de menos en la medida que nos hemos reunido con el Partido Socialista".

Respuesta a cervera

Por otro lado, respecto a las declaraciones realizadas este martes por el presidente del PPN, Santiago Cervera, en las que advertía a los socialistas de que el apoyo de los votos de Bildu para presidir el Ejecutivo foral "tendrá repercusión" en el Gobierno Vasco, Bakartxo Ruiz ha destacado que "paradójicamente los que no quieren mezclar Navarra con el País Vasco plantean ahora una especie de cambio de cromos entre las dos".

En este sentido, Koldo Amezketa ha puesto de relieve que "la paradoja" es que llevamos "40 años oyendo la no injerencia" y "de pronto salen esos términos absolutamente amenazadores de quienes llevan acusándonos a los demás de injerencias".

Consulta aquí más noticias de Navarra.