El secretario general del PSOE en Córdoba, Juan Pablo Durán, pretende adecuar la estructura del partido para así afrontar de la mejor manera posible el reto de las próximas elecciones generales y autonómicas, lo que implicará dar un "impulso" a la acción política de responsables institucionales en la Junta de Andalucía y de diputados nacionales y senadores.

En declaraciones a Europa Press, Durán ha explicado que acudirá al comité provincial del PSOE, convocado para el próximo domingo, con el propósito de transmitir un mensaje inequívoco, el de que "hay que fortalecer" al partido, partiendo de la base de que ya no tiene "como punto de referencia al gobierno a la Diputación en el ámbito global de la provincia", dado que los ocho diputados provinciales que les corresponden a los socialistas habrán de ejercer la oposición y hay que tener en cuenta esa circunstancia para su designación y también el hecho de que no tienen diputados provinciales por los partidos judiciales de Peñarroya, Priego y Cabra.

Junto a ello, la intención de Durán es "darle un impulso al área institucional", es decir, a los delegados de las diferentes consejerías de la Junta de Andalucía en Córdoba, además de a la acción de los diputados nacionales y senadores, "para que en estos meses que quedan hasta las elecciones autonómicas y generales, pues se pusiesen manos a la obra, para trabajar intensamente de cara a, si es posible, mejorar los resultados obtenidos en estas elecciones municipales, fortaleciendo también parte de esa área como interlocutor de la ejecutiva" del PSOE en la provincia.

La idea es "intentar levantar el ánimo" de los militantes, pues "todavía quedan importantes retos que cumplir, ante los cuales hay que poner toda la carne en asador, para que, al menos, el partido que hay que jugar (el de los próximos comicios), lo juguemos con toda la plenitud de la que seamos capaces y, para eso", Durán quiere que la ejecutiva del partido, que él encabeza, "también tuviese un reflejo de esa adecuación" a los nuevos tiempos, algo que está ahora "perfilando, en función de cómo queden los partidos judiciales" y de "cómo quedan los gobiernos municipales a partir del día 11".

A este respecto, el líder provincial del PSOE, que el próximo sábado se convertirá en el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Córdoba, ha dicho que, aunque todavía no ha tomado ninguna decisión concreta, lo que más le interesa es "reforzar, modificar y adecuar la realidad de la estructura organizativa y orgánica del partido a este nuevo objetivo que nos plateamos como reto y, a partir de ahí, establecer también", tras el comité provincial del domingo, "qué estrategia seguir para darle un nuevo impulso" al PSOE en la provincia.

En resumen, la pretensión de Durán es "adecuar la estructura organizativa del partido a la nueva realidad, primero a través de la Diputación, para contar con un grupo fortalecido, de cara a atender a los municipios", a aquellos en los que gobierna y también en los que no gobierna el PSOE, "y para ejercer la labor de oposición", mientras que, por otro lado, "hay que impulsar el área institucional, para reforzarla en función del papel que hay que jugar durante los próximos nueve meses, hasta las elecciones generales y autonómicas".

En cualquier caso, las decisiones a adoptar han de ser colegiadas, ya que, a juicio de Durán, en estos momentos los socialistas han de estar unidos, por que, de lo que se trata es de "tomar nota de lo que los ciudadanos han expresado en las urnas, que es hacer los cambios pertinentes en nuestras políticas, para que podamos darle respuestas a la ciudadanía en lo que ahora nos están demandando", para así recuperar su confianza, de forma que "lo que hoy ha sido una derrota en las urnas, pues pueda convertirse en una victoria el próximo mes de marzo".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.