Confebask ha reclamado "profundidad y valentía" en la reforma de la negociación colectiva y ha mostrado su preocupación por la orientación de algunos de los contenidos que se anuncian, ya que "malograrían cualquier avance en el sentido exigido".

En un comunicado, ha reiterado, tras la ruptura de las conversaciones entre patronal y sindicatos, la "necesidad" que tiene el Gobierno de abordar "con profundidad" los cambios que necesitan la negociación colectiva y el mercado de trabajo, "no sólo como requisito de adaptación de las empresas a un entorno complejo y exigente, sino también como garantía de futuro para el país y su economía".

La patronal vasca ha indicado que el grado de flexibilidad y adecuación de las relaciones laborales representa, cada vez en mayor medida, un factor "crítico que juega a favor o en contra" de la competitividad de las empresas, de la sostenibilidad del empleo y de la capacidad de crecimiento y de desarrollo. En este sentido, ha denunciado que la normativa laboral y, muy especialmente la de la negociación colectiva, se han mantenido "ancladas en la rigidez y en el pasado". "PREOCUPACIÓN"

En este sentido, ha mostrado su preocupación por la orientación de algunos de los contenidos que se anuncian para la reforma de la negociación colectiva y que, en su opinión, "malograrían cualquier avance en el sentido exigido, igual que antes sucedió con la fracasada reforma laboral".

"A tenor de las informaciones existentes, la reforma que previsiblemente se aprobaría el viernes coincidiría con los planteamientos de las organizaciones sindicales, ampliando incluso su presencia e influencia en la empresa, y manteniendo las mismas rigideces e ineficacias que son responsables de la actual situación. No permitiría, por tanto, mejorar un sistema que se ha demostrado claramente inservible", ha añadido.

La patronal vasca ha indicado que la "inmediatez" con que las empresas deben poder ajustarse a las necesidades de mercado es "hoy totalmente incompatible" con los procedimientos que se le exigen para tomar decisiones empresariales en el ámbito laboral.

Confebask ha indicado que su "imperativa" demanda de flexibilidad interna y la posibilidad de adaptar de forma rápida las condiciones de trabajo "ya no es, por otra parte, una opción". "Ponerle cortapisas, cuando los trabajadores siempre tienen y tendrán sus derechos protegidos por la acción judicial, sería un error que seguiríamos pagando en términos de competitividad y de empleo", ha agregado.

"nuevos" tiempos

La patronal ha señalado que los "nuevos" tiempos y escenarios exigen que la negociación colectiva sirva "para algo más que para fijar de manera estática las condiciones de trabajo". En este sentido, ha reclamado que se aporten las herramientas que, en cada momento sean precisas, a fin de actuar "con agilidad y eficacia ante las demandas y circunstancias cambiantes del mercado".

Asimismo, ha manifestado que la reforma de la negociación colectiva debe facilitar la "innovación y la adecuación constante" de las organizaciones permitiendo, "al mismo tiempo, variar la condiciones de trabajo de acuerdo a las necesidades de personas y empresas, sean estas necesidades coyunturales o estructurales, y eliminando corsés que, como la ultractividad, constituyen el elemento angular de la rigidez del sistema español, al perpetuar condiciones y esquemas absolutamente alejados de las necesidades actuales".

Confebask ha añadido que, "sin innovación, sin una adecuación constante y sin eficacia", se estará "dificultando" no sólo la salida de la actual crisis, sino también "la posición competitiva y la sostenibilidad a futuro de nuestra economía".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.