El catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo, Carlos López-Otín, ha destacado este miércoles la fragilidad y vulnerabilidad del ser humano ante las continuas mutaciones de virus como la gripe o de bacterias como la 'e.coli' que pueden inducir procesos que afectan a la salud.

De hecho, López-Otín ha resaltado que el caso de infección alimentaria por 'e.coli' registrado en Alemania, con 23 fallecidos en el país germano y más de 1.500 personas contagiadas, es "similar" a lo ocurrido con otros brotes de agentes patógenos habituales en el entorno y que no suelen ser dañinos hasta que sufren mutaciones para lograr infectar y con ello garantizar su supervivencia.

"Somos frágiles, muy frágiles. Se busca vivir más y mejor, pero para ello es clave estudiar e investigar", ha dicho el investigador durante el acto de presentación del fallo del 'I Premio en Biomedicina aplicada Valdés-Salas'.

Por ello, López-Otín defiende la relevancia de la investigación en biomedicina para lograr garantías que permitan a los seres humanos afrontar las evoluciones y mutaciones de los distintos agentes patógenos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.