La Universidad del País Vasco (UPV/EHU) participa este miércoles 8 en la prueba que se realiza a escala mundial de IPv6, la nueva versión del protocolo de direccionamiento de Internet, patrocinada por la Internet Society.

Según ha explicado la universidad vasca, "las principales compañías de la industria de Internet, incluidos los grandes proveedores de información como Google, Facebook y Yahoo, activarán IPv6 en todos sus websites durante 24 horas para, a continuación y en función del resultado del experimento, decidir si permanecen activados o posponen su activación definitiva".

El objetivo de esta iniciativa es "motivar" al resto de organizaciones del sector, desde proveedores de Internet, fabricantes de hardware y software o compañías web, a hacer lo mismo, para "acelerar la transición y asegurar el éxito de la misma". "Que las mayores compañías de Internet desplieguen IPv6 supone un notable incentivo para el resto, lo que provoca que el proceso pueda ser más rápido y el coste global más reducido", ha destacado.

La UPV/EHU dispone desde el año 2003 de conexión nativa IPv6 con la Red Académica y de Investigación Estatal (RedIRIS), lo que ha permitido que investigadores de la universidad hayan trabajado desde entonces en distintos proyectos relacionados con este nuevo protocolo con financiación pública y privada.

Además de la activación de IPv6 en el servidor web, la universidad vasca se suma al Día Mundial de IPv6 con actividades como la presentación del libro 'IPv6 nonahi baliatzeko gidaliburua', una traducción al euskera del libro publicado por ISOC Capítulo Argentina 'IPv6 para todos'.

Coordinado por el Servicio de Euskara de la UPV/EHU, se trata de una traducción de Ixiar Iza (Fundación Elhuyar), con la supervisión lingüística de Juan Kruz Igerabide, del Servicio de Euskara de la UPV/EHU) y la supervisión técnica de la doctora Maider Huarte Arrayago, del grupo de investigación I2T (Investigación e Ingeniería Telemática) de la UPV/EHU.

Desde la universidad, han explicado que "la transición a IPv6 empieza a ser urgente, porque precisamente en 2011 se han otorgado los últimos bloques de direcciones disponibles en IPv4". Por ello, han advertido de que, "si no se acomete este proceso ahora, se incrementarán sensiblemente los costes de gestión de Internet, se limitará la funcionalidad para un buen número de usuarios en todo el mundo y se frenará el desarrollo de nuevas aplicaciones y servicios, especialmente en los relacionados con el paradigma de la 'Internet de las cosas'".

El crecimiento "exponencial" de Internet ha agotado el espacio de direccionamiento previsto en su momento por los diseñadores. Según ha recordado la UPV/EHU, el actual protocolo IPv4 permite 4.294.967.296 direcciones (32 bits), aunque el actual esquema de asignación de bloques de direcciones, hace que su número efectivo sea "sólo de unos cientos de millones".

Por su parte, IPv6 maneja direcciones de 128 bits, lo que permite disponer de 340.282.366.920.938.463.463.374.607.431.768.211.456 direcciones públicas.

"Esta cantidad permitiría haber asignado 1.000 millones de direcciones por segundo desde que la tierra existe y haber consumido en este momento nada más que una billonésima parte del total. No es, sin embargo, ésta la motivación prioritaria para la elección del tamaño, sino la optimización y simplificación del direccionamiento y la mejora de la gestión de las tablas de rutas, que entre otros aspectos, posibilita", ha resaltado la universidad.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.