La leona nacida hace dos meses en el Bioparc de Valencia ha realizado, junto con su madre, su primera salida al exterior, una "muy buena noticia" para el equipo de cuidadores, ya que culmina el proceso de adaptación de la nueva cría y su madre al parque, han informado fuentes del recinto de ocio en un comunicado.

El pasado mes de abril nacieron en Bioparc las primeras crías de león, dos hembras, y, aunque la madre no era primeriza, este parto fue muy próximo a la llegada al parque de sus progenitores en octubre. En los primeros momentos la madre no permitía el acercamiento del equipo a sus dos crías y estaba recelosa en el interior de su cobijo.

El pasado martes 24 de mayo se procedió a la vacunación a las jóvenes leonas, procedimiento habitual con las crías de muchas especies animales, e imprescindible entre los felinos debido a la prevalencia de un gran número de enfermedades víricas que pueden ser mortales a determinadas edades. En concreto se les administró la vacuna pentavalente felina, que confiere inmunidad frente a Clamidia, Rinotraqueítis, Calicivirus, Panleucopenia y Leucemia Felina.

Para vacunar a las crías, es necesario retirarlas unos momentos de su madre, tiempo durante el cual se procede además a realizar una exploración general por parte del equipo veterinario. Concluido el proceso, la madre se reunió con sus hijas bajo supervisión de sus cuidadores, quienes al ver que la madre reaccionaba de modo normal, y tras un tiempo prudencial, decidieron retirarse para dejarla tranquila. Lamentablemente, en una inspección posterior, se comprobó que una de las crías estaba muerta debido a unas heridas producidas por su madre.

No es infrecuente este tipo de reacción entre los carnívoros, tanto domésticos (perros y gatos) como entre los carnívoros silvestres que se encuentran en cautividad. El olor adquirido por los cachorros durante la necesaria manipulación veterinaria, lleva a veces a sus madres a lamer de forma exagerada a éstas, excepcionalmente dando lugar a episodios como el ocurrido.

'Sortuda' no era una madre primeriza, ya había tenido descendencia anteriormente, pero nunca en Bioparc, por lo que es posible que esta reacción puede estar originada por el nuevo entorno, y lo rápido de este parto tras su llegada al parque.

Tras esta situación, el comportamiento de madre e hija ha sido normales y ahora se les ha abierto acceso al recinto exterior para que decidan si salir o no. El pasado lunes ambas decidieron salir al exterior y se las ha podido ver interactuar con su entorno y entre ellas.

Consulta aquí más noticias de Valencia.