Zapatero y Rubalcaba
El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ante el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba, que charla con el diputado socialista Alvaro Cuesta, al comienzio de la sesión de control al Gobierno del pleno del Congreso. Juanjo Guillen / EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha prometido este miércoles que él y su Ejecutivo serán "lo más exigentes posibles" con la Unión Europea para que compense al sector hortofrutícola por la denuncia falsa de Alemania contra el pepino español en la infección de la bacteria "E. coli".

La cantidad propuesta para la indenmización es manifiestamente insuficiente "No vamos a parar en movilizar esfuerzos" para resarcir al sector, ha asegurado Zapatero en respuesta al portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, en la sesión de control del Congreso, en la que ha anunciado la posibilidad de abrir una línea de financiación "especial singular" del ICO para los afectados.

El jefe del Ejecutivo ha dicho que la indemnización propuesta ayer por la UE en la reunión del Consejo de Ministros de agricultura, de 150 millones de euros, es "manifiestamente insuficiente" y el comisario del ramo se ha comprometido a hacer otra propuesta.

Entre las acciones del Ejecutivo, ha subrayado la campaña que se va a hacer con el sector para recuperar la confianza en los mercados y la que hará el Gobierno alemán para poner al sector "en el lugar que le corresponde", además de las reuniones diplomáticas al "más alto nivel" para que países como Rusia vuelvan a abrir sus mercados a los productos hortofrutícolas españoles.

Duelo dialéctico

El encuentro verbal más duro en el hemiciclo lo han protagonizado la portavoz del Partido Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, y el vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Cuando una socialista alemana estaba poniendo en peligro el campo español, a usted solo le preocupaba que una socialista española le quitara su propio campo. ¿Cree que los problemas de los españoles pueden supeditarse a los problemas de partido?", ha preguntado Sáenz de Santamaría.

Cuando una socialista alemana ponía en peligro el campo español, a usted solo le preocupaba una socialista española "Mis prioridades son las preocupaciones de los ciudadanos, la creación de empleo", ha respondido escuetamente Rubalcaba. La portavoz del PP le ha dicho en su segunda intervención: "Cuanto le gustan los cargos, y qué poco las responsabilidades", a lo que Rubalcaba ha contestado que el PP debería pensar en "más en el interés general" y ayudar al Gobierno "a defender a los agricultores".

Más tarde, el diputado del PP por Almería, Rafael Hernando, volvió a recriminar la gestión de la crisis del pepino por parte del Gobierno, al que acusó de estar "en el limbo". La ministra de Sanidad, Leire Pajín, se defendió diciendo que desde el primer momento el Gobierno salió en defensa de los intereses del sector agrícola, reivindicando que no había motivos para la alerta.

Por otra parte, el BNG ha preguntado a Zapatero si el Gobierno va a impedir que empresas con grandes beneficios despidan a miles de trabajadores, en referencia a los ajustes de plantilla de Telefónica, que tiene previsto prescindir de más de 6.500 empleos, el 20% del total.

El presidente del Gobierno ha respondido que, por ley, sólo se puede presentar un ERE si las empresas ven comprometida su viabilidad. "Además,  los ERE han de ser acordados con los trabajadores o aprobados por las autoridades". Zapatero ha anunciado que promueve una modificación de la normativa que busca que "sean las propias empresas las que contribuyan a sufragar los costes en caso de ERE para que así sólo recurran a los recortes de plantilla cuando sea necesaria".