Manifestaciones en Siria
Manifestaciones en Damasco, capital de Siria. REUTERS

Al menos 120 personas murieron este lunes, la mayoría miembros de los servicios de seguridad, en Yisr al Shagur, al noroeste de Damasco (Siria), en una emboscada y en ataques de "guerrillas armadas", informó la televisión estatal del país.

La cadena, que antes había hablado de cuarenta policías y efectivos de otros cuerpos de seguridad fallecidos a los que posteriormente se sumaron otros tres, explicó que 37 personas más perdieron la vida en un ataque armado contra un centro de seguridad donde se refugiaron varios vecinos de la localidad.

Los bombardeos han sido constantes a lo largo de todo el fin de semanaDurante este fin de semana, ese municipio y otros cercanos han sido objeto de bombardeos por parte del Ejército y de disparos de francotiradores y de las fuerzas de seguridad. Los llamados Comités Locales de Coordinación en Siria aseguraron en Facebook que ha habido divisiones dentro del Ejército y los servicios de seguridad y que algunos desertores se han refugiado entre los vecinos de Yisr al Shagur.

Esa ONG agregó que la localidad sigue sitiada y que hoy sus habitantes permanecieron en sus casas para participar en una huelga general. Desde el inicio de las revueltas a mediados de marzo pasado, el régimen sirio sostiene que detrás de ellas hay "grupos terroristas" y se niega a reconocer que las manifestaciones están conducidas por ciudadanos que exigen reformas democráticas.

El Gobierno advierte

El ministro sirio del Interior, Muhamad Ibrahim al Shar, advirtió pòr su parte de que van a tratar "con firmeza y fuerza" cualquier ataque armado en el país, en una breve declaración trasmitida por la televisión estatal.

"Partiendo de la responsabilidad del Estado de proteger la vida de los ciudadanos, militares y civiles, y de proteger las instalaciones gubernamentales que pertenecen al pueblo vamos a tratar con firmeza, fuerza y según la ley. No vamos permanecer tranquilos ante cualquier ataque armado", aseguró.