Un centenar de pacientes de Salamanca han colaborado hasta el momento en el estudio que ha permitido ya el secuenciado completo del genoma de la leucemia linfática crónica. Esta aportación "a nivel mundial" ha sido "muy importante" para dar con "nuevas claves" en la búsqueda de nuevos tratamientos más eficaces y menos tóxicos para la enfermedad.

La leucemia linfática crónica es la más común de las enfermedades de leucemia en los países occidentales y cuenta con más de mil nuevos pacientes diagnosticados cada año en España, tal y como han explicado esta mañana en Salamanca dos de los integrantes del panel de expertos Marcos González Díaz y Jesús María Hernández Rivas.

Precisamente, estos dos facultativos son parte de los médicos y científicos de Salamanca que han participado en el proyecto desde que se iniciara hace cerca de dos años. En él están presentes otros profesionales españoles junto con la aportación de enfermos de leucemia de Madrid, Barcelona y Asturias.

Su análisis es la primera contribución de científicos españoles al Consorcio Internacional del Genoma del Cáncer (CGC), un proyecto en el que científicos de once países tratan de secuenciar los 50 tipos de cánceres más frecuentes.

Según han explicado Marcos González y Jesús María Hernández, el genoma humano está formado por tres mil millones de unidades químicas. Para secuenciarlo, cada unidad se tiene que leer al menos 30 veces para verificar que es correcto.

Estos trabajos y sus comparaciones han llevado a descifrar que cada tumor ha sufrido unas mil mutaciones en su genoma y que hay cuatro genes cuyas mutaciones provocan el desarrollo de este tipo de leucemia.

A día de hoy, este hecho es "un paso muy importante" para el futuro de los tratamientos y para seguir avanzando en el estudio de la enfermedad, pues "no está hecho todo, hay que seguir", ha reseñado el investigador Marcos González.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.