. 

BIO Preside la Sociedad para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés y es profesor de psicología en la Complutense.

¿Le sorprenden estos datos?

No. Desde el punto de vista del estrés, los profesores son los profesionales que ahora lo están pasando peor.

¿Y eso?

Están muy presionados, tienen mucha responsabilidad y las herramientas que les da la sociedad para trabajar son muy escasas.

¿Qué otros profesionales soportan tanto estrés como los docentes?

Ninguna profesión tiene ahora mismo un nivel tan alto como el que sufren los profesores. Pero sí hay otros trabajos muy estresantes. El de los mineros, por ejemplo. O el de aquellos que tienen que tomar decisiones de las que puede depender la vida de otros, como médicos o controladores aéreos.

¿Qué otros factores favorecen la aparición de estrés?

Ser mujer, tener más de 25 años, tardar más de una hora en llegar al trabajo...

¿Es lo mismo estar estresado que estar quemado?

A estar quemado se llega tras un proceso de estar estresado no un día, sino mucho tiempo. Entonces dejas de sentirte realizado y aparecen la tensión, el cansancio y respuestas de cinismo.

¿Por qué nos estresamos?

El estrés es adaptación, está en la vida de todo el mundo y, en pequeñas dosis, es positivo y produce bienestar. Pero en grandes dosis, cuando no es posible manejarlo, provoca el efecto contrario: tristeza y hasta depresión.

¿Se puede prevenir?

Sí: comiendo sano, descansando bien, haciendo ejercicio, siendo puntual...