Microsoft muestra el próximo Windows, pensado para tabletas

  • El nuevo software pretende adaptar el entorno tradicional de Windows a un sistema de pantallas táctiles, aplicaciones y menús dinámicos.
  • A primera vista, el nuevo SO supone un cambio drástico con sus antecesores.
Versión preliminar de Windows 8.
Versión preliminar de Windows 8.

La empresa tecnológica Microsoft ha ofrecido en California un adelanto de cómo será la próxima versión de su sistema operativo Windows, que está siendo readaptado para competir por el mercado de las tabletas informáticas. El nuevo software pretende adaptar el entorno tradicional de Windows de escritorio a un sistema de pantallas táctiles, aplicaciones y menús dinámicos, para lo que tomará como referencia la estética y la funcionalidad de su versión actual para teléfonos móviles Windows Phone 7.

El heredero de Windows 7, denominado oficiosamente Windows 8, fue presentado brevemente en el marco de las conferencias "D9: All Things Digital" que se celebran esta semana en Rancho Palos Verdes, en el sur de California.

Steven Sinofsky, presidente de la división Windows de Microsoft, aseguró que el siguiente Windows servirá tanto para el entorno habitual de oficina, para ratón y teclado, así como para dispositivos más móviles, más manejables.

La primera demostración del Windows en pruebas para una tableta, que para funcionar necesita estar conectada a un ordenador convencional, corrió a cargo de Julie Larson-Green, vicepresidenta de Windows Experience, que explicó que la reformulación de Windows se remonta al verano de 2009. "Cuando nos pusimos a pensar en cómo queríamos que fuera el siguiente tomamos perspectiva para reimaginar Windows para que fuera más moderno, más rápido y fluido y estuviera adaptado a la información que le preocupa a la gente", comentó en el evento.

A primera vista, el nuevo sistema operativo supone un cambio drástico con sus antecesores, el mayor al que se somete el sistema operativo desde Windows 95 hace casi 16 años y se asemeja al diseño de Windows Phone 7.

Entre otros aspectos, el próximo Windows carece de los tradicionales comandos de inicio en la parte inferior de la pantalla y los sustituye por un menú oculto que aparece en uno de los laterales, mientras que los diferentes programas se mostrarán visualmente como si fueran aplicaciones. "Es un Windows completo", insistió Larson-Green quien reconoció que la estética estaba inspirada en el sistema operativo para móviles, aunque éste se ajustó para "aprovechar el espacio que ofrece una pantalla de mayor tamaño".

El software permitirá la realización de tareas simultáneas así como la cambiar de un programa a otro desplazándolos por la pantalla de izquierda a derecha e incluso combinarlos para ver dos aplicaciones al mismo tiempo.

Todo hace presagiar que el nuevo Windows debutará en 2012, aunque se conocerán más detalles sobre el sistema operativo en la conferencia de desarrolladores de software que organiza Microsoft en septiembre en California.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento