Un hombre de 40 años, ingresado grave en San Sebastián con síntomas de la bacteria 'E. coli'

  • La prueba de detección de la bacteria es negativa, pero los médicos no descartan que sí esté infectado ya que los antibióticos pueden "enmascarar la infección"
  • Leire Pajín, ministra de Sanidad: "Es un caso importado de Alemania".
  • Estuvo de viaje en Centroeuropa y allí comió verdura fresca.
  • 'Crisis del pepino': ¿Cómo se contagia el E.coli?
Fachada del Hospital Donostia.
Fachada del Hospital Donostia.
EFE

La prueba microbiológica para la detección de infección por la bacteria E. coli realizada al guipuzcoano ingresado en el Hospital Donostia de San Sebastián ha dado negativo, aunque los responsables médicos no descartan que sí esté infectado. El afectado es un varón donostiarra de 40 años que estuvo de viaje por el centro de Europa (Alemania y Chequia) hace unos días.

El resultado de la prueba microbiológica no es determinante, ya que el tratamiento con antibióticos al que ha sido sometido el paciente puede "enmascarar la infección", como ha ocurrido en el 48% de los 398 casos detectados en Europa, según han informado fuentes del departamento de Sanidad del Gobierno vasco. Por ello se harán nuevas pruebas para intentar determinar la infección.

El afectado es un hombre de unos 40 años ingresó en Urgencias del Hospital Donostia el 20 de mayo, tras un viaje a Alemania, con un Síndrome Hemolítico Urémico (SHU) producido por una cepa del E.coli y quedó ingresado en el área de digestivo con un tratamiento antibiótico. Sin embargo, su situación se complicó y fue necesario operarle y extirparle una parte del colon, tras lo cual, el día 26 fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos, donde permanece en la actualidad.

El Gobierno vasco sí cree que el hombre de San Sebastián tiene una "altísima probabilidad" de ser el primer español infectado por la bacteria "E. coli Enterohemorrágica", según ha explicado en rueda de prensa el viceconsejero vasco de Sanidad, Jesús María Fernández.

1.200 afectados

El viceconsejero ha explicado que el paciente, que está inconsciente y estable dentro de la gravedad, comió verduras frescas en Alemania y ha apuntado a que el origen de la contaminación por la citada bacteria pudo producirse en ese país, ya que todos los infectados en Europa tienen el antecedente común de haber estado en Alemania y haber comido allí verduras crudas.

Por ello, ha asegurado que "no existe ningún riesgo para la población vasca o española derivado del consumo de productos frescos o vegetales" y no es necesario adoptar "ninguna medida especial de precaución con los alimentos", más allá de lavarse las manos o los alimentos que vayan a consumirse crudos. Según ha defendido Fernández, el hecho de que no se haya encontrado esta bacteria en España y que todos los infectados hayan consumido hortalizas frescas en Alemania "apunta a que la contaminación de estos productos se ha producido en destino o en el canal de distribución y no en el origen".

Para eliminar la bacteria de los alimentos crudos que han estado en contacto con ella es suficiente con lavar el producto -no es necesario usar lejía- o cocinarlo. La infección ha causado ya 15 fallecimientos en Alemania, donde hay 1.200 personas afectadas (329, en estado grave). También se han dado casos en países como Dinamarca, Reino Unido, Países Bajos y Austria, aunque en su mayoría son pacientes que contrajeron la infección en Alemania. Fuentes comunitarias han confirmado los dos primeros casos fuera de la UE, en Estados Unidos, si bien se trata de dos personas procedentes de Alemania.

"Es un caso importado"

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, por su parte,  ha dicho que hasta ahora nadie se ha infectado en España con la bacteria E. coli por el consumo de verduras y hortalizas, sino que el español que presenta síntomas "muy parecidos" a los derivados de ella había viajado a Alemania y es un caso "importado".

"Seguimos hablando del foco en Alemania y en ningún caso en España", ha subrayado la ministra Pajín en declaraciones a la prensa.  El Gobierno español ha reiterado, según Pajín, que está trabajando "sin cesar" para aclarar cuanto antes la situación, tranquilizar a los ciudadanos y proteger a los agricultores.

La ministra destacó que cuando se aclare todo el Gobierno pedirá "todo lo que tengamos que pedir" en alusión a los daños que esta situación ha provocado en el sector hortofrutícola español, que padece pérdidas de 200 millones de euros a la semana debido a que países como Alemania, Austria o Reino Unido han prohibido de manera indefinida la importación de verduras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento