Francisco Franco
Retrato de Francisco Franco. ARCHIVO

Izquierda Unida ha pedido al Gobierno una rectificación por subvencionar el Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de la Historia en el que, a su entender, se "exalta" la figura del dictador español Francisco Franco y, por el contrario, se "mancha el buen nombre" de otras figuras políticas como la del presidente de la República, Juan Negrín.

El diccionario biográfico, que recoge 40.000 biografías y que el jueves pasado fue presentado por el Rey Don Juan Carlos como "gran obra de enseñanza y de consulta", dedica cinco páginas a Franco.

El historiador encargado de escribir dicho pasaje, Luis Suárez, le retrata como "un gobernante católico, inteligente y moderado", según el diario Público. Además, se dice que su régimen fue autoritario, pero no totalitario. Además, no hace una sola mención a la represión del franquismo.

El dirigente de Izquierda Unida Willy Meyer cree que se trata de una financiación gubernamental "intolerable" -el diccionario ha sido subvencionado con 6,5 millones de euros por el Ministerio de Educación-, puesto que es una obra escrita "sobre la base del golpismo".

Rectificacion inmediata

"Estoy indignado porque el diccionario califica a Negrín como un golpista, siendo el último responsable de la República y luchando por defender la legalidad constitucional, mientras que el tratamiento que se da a Franco es suave y no le califican como dictador ni criminal, cuando fue el que llevó a la Guerra Civil a España", ha explicado.

Para Meyer, se trata de un trabajo "intolerable" y el Gobierno debe de poner en marcha una "rectificación inmediata", por "respeto a todas las personas que han caído defendiendo la libertad y por respeto a la Constitución".

Educación y Cultura piden una revisión de la biografía de Franco Muchas son las voces, sobre todo entre prestigiosos historiadores, que han criticado por tendenciosa esta obra. Así, sobre tiempos más cercanos, el diccionario expresa los "logros" económicos de la era Aznar y destaca el "aprovechamiento, desde la oposición socialista, del hundimiento del petrolero Prestige".

Este lunes, hasta el ministerio de Educación y el de Cultura exigían a la Real Academia de la Historia, autora del proyecto, una rectificación. La ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, cree que una institución "exigente y rigurosa" debería revisar aquellas entradas del Diccionario Biográfico que, como la de Francisco Franco, "no se ajustan a la realidad". Fuentes de la Real Academia de la Historia informaron a 20minutos.es que se espera que haya una comunicación oficial en las próximas horas sobre las críticas a este trabajo.