Los indignados españoles protestan ante la embajada de Francia
Los indignados españoles protestan ante la embajada de Francia por el desalojo de París. Pablo Talamanca / EFE

La Policía francesa utilizó este domingo gases lacrimógenos para desalojar a los manifestantes que desde hace varios días se habían concentrado en la parisiense plaza de la Bastilla en solidaridad con los "indignados" de España, informó la emisora France Info.

Los agentes utilizaron gases lacrimógenos mientras las personas que llevaban concentradas en el lugar desde hace varios días pedían "refuerzos" a través de las redes sociales como Twitter.

El desalojo se produjo el día que más personas había en la plaza Según fuentes policiales, hasta un millar de personas se concentraban en el lugar cuando se produjo la intervención de los agentes antidisturbios franceses.

Los manifestantes habían instalado tiendas de campaña similares a las que estos días podían verse en la madrileña Puerta del Sol. El campamento fue desmontado por los agentes en el día en el que más número de personas lograron congregar.

Las manifestaciones de "indignados" en Francia comenzaron el pasado día 19 y tomaron la plaza de la Bastilla como emblemático lugar de reunión, donde, a imagen de lo que sucedía en España, crearon comisiones para organizarse.

De madrugada, cientos de indignados protestaron en Valencia, Sevilla y en Madrid ante las embajadas y consulados franceses por el desalojo de sus compañeros en la plaza de la Bastilla.