Tabaco en un estanco
Cajetillas de tabaco en un estanco. ARCHIVO

Philip Morris avivará la guerra de precios con la decisión, que este viernes ha comunicado al Comisionado para el Mercado de Tabacos, de bajar en 25 céntimos de euro el coste de sus cigarrillos 'Marlboro', que pasarán a venderse a 4 euros, y en 30 céntimos los de 'Chesterfield', que costarán 3,70 euros.

El precio de 'L&M' ha bajado por segunda vez en menos de 10 díasSegún han asegurado fuentes del mercado, Philip Morris incluye en la comunicación remitida este viernes al Comisionado una rebaja para la mayoría de sus marcas de tabaco que oscila entre los 10 y los 30 céntimos de euro.

Sin embargo, estos precios no entrarán en vigor hasta que se publiquen en el Boletín Oficial del Estado (BOE), lo que previsiblemente se producirá mañana sábado.

Junto a la rebaja en los precios de 'Marlboro' y 'Chesterfiel', la compañía también ha reducido el precio de 'L&M', en 20 céntimos de euro, hasta quedar en 3,40 euros.

Este sería el segundo recorte que la compañía realiza en 'L&M', ya que hace 8 días, el pasado 19 de mayo, rebajó su precio en 5 céntimos.

Según han indicado fuentes de Philip Morris, la decisión de este recorte de precios responde exclusivamente a cambios de carácter competitivo, y es una reacción a la rebaja realizada por competidores como Altadis, Imperial y BAT.

Las ventas de cigarrillos han experimentado una caída del 23,49% en lo que va de añoSegún ha explicado el director de asuntos corporativos de Philip Morris, Hernán Irigoyen, la compañía se ha visto obligada a reaccionar de esta manera "ante la dinámica desatada por nuestros competidores en un mercado tan deteriorado como el actual".

Las ventas de cigarrillos han experimentado una caída del 23,49% en el acumulado del año hasta abril (879.348.834 cajetillas vendidas) en relación con el mismo periodo de 2010, y en contraposición destaca el incremento del 351% del tabaco de pipa, hasta los 364.448 kilos.

Según reflejan los datos del Comisionado del Mercado de Tabaco, las ventas de cigarrillos cayeron en valor un 8,1%, hasta los 3.333.936.297 euros, es decir 325,65 millones de euros menos que lo gastado en el mismo periodo anterior.