Zapatero propone a Rubalcaba como candidato para las primarias socialistas

  • Ha sido durante la reunión con los barones del PSOE en Feraz.
  • Zapatero cree que Rubalcaba es el "mejor candidato" para sucederle.
  • El proceso para las primarias se abre este sábado.
  • Blanco califica a Rubalcaba como el "candidato que más quiere la gente y más temen nuestros adversarios".
José Luis Rodríguerz Zapatero, junto a José Blanco Marcelino Iglesias, durante la reunión con los líderes territoriales del partido en la sede socialista en Madrid.
José Luis Rodríguerz Zapatero, junto a José Blanco Marcelino Iglesias, durante la reunión con los líderes territoriales del partido en la sede socialista en Madrid.
ZIPI/ EFE

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha propuesto este viernes a sus barones territoriales que apoyen al vicepresidente primero del Ejecutivo, Alfredo Pérez Rubalcaba, como candidato a las primarias socialistas, cuyo proceso se abre este sábado.

Ha sido durante la reunión en Ferraz con los 19 secretarios regionales del PSOE para intentar acercar posturas en torno a las primarias y llegar al Comité Federal de mañana con un consenso.

Según han confirmado fuentes socialistas, Zapatero ha dicho que, para él, Rubalcaba es el "mejor candidato" para sucederle como cartel electoral, aunque esto no impedirá que este sábado se abra oficialmente el proceso de primarias.

Así, el Comité Federal fijará el calendario, y entonces se abrirá un plazo de quince días para que se presenten los posibles aspirantes.

En el caso de que sólo optara Rubalcaba, no sería necesario recurrir a la votación y el vicepresidente primero del Gobierno podría ser proclamado por el Comité Federal antes de que finalice junio.

"El que más temen nuestros adversarios"

Tras la reunión, sl vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha comparecido en rueda de prensa, en la que ha calificado a Rubalcaba como el "mejor" candidato posible y ha confirmado que tiene el respaldo de los "barones" territoriales del partido para optar en las primarias socialistas. "Estamos unidos para respaldar al candidato que más quiere nuestra gente, el que más temen nuestros adversarios".

También ha rechazado que se contemple la posibilidad de que Zapatero deje de ser secretario general del PSOE tras las primarias. "En ningún caso está prevista la celebración de un congreso extraordinario ni de un o ordinario adelantado".

Blanco, que en un desliz ha llamado a Zapatero "el candidato",  ha anunciado que en septiembre se celebrará una conferencia política a principios de septiembre para presentar el programa socialista a los ciudadanos.

El vicesecretario general ha insistido en que el Comité Federal es el que aprobará el calendario de las primarias, de tal manera que si hay más de un candidato se procederá a la votación el día 26 de junio entre los aspirantes que hayan reunido los requisitos.

José Blanco ha insistido en que no se trata de designar a dedo a ningún candidato, porque las primarias se convocan mañana sábado y cualquier militante puede presentarse si reúne los requisitos que establece la normativa.

Nadie más está interesado en competir

De momento, José Blanco no tiene constancia de que haya ninguna persona interesada en competir en la carrera sucesoria.

Su objetivo es "volver a encender la ilusión" de la sociedad por el PSOE y reflexionar sobre las ideas y los programas que los socialistas quieren ofrecer para ganar las generales del próximo año.

El compromiso, ha dicho Blanco, es dar motivos para que la mayoría de la sociedad vuelva a confiar en el PSOE.

También ha sostenido que no se ha abordado la decisión de la ministra de Defensa, Carme Chacón, de renunciar a presentarse a las primarias ante el riesgo de división interna que veía en el partido.

Blanco ha constatado que la sociedad no quiere que el partido se enrede en peleas internas y ha hecho hincapié en que los socialistas se han tomado "muy en serio" el mensaje de las urnas, tanto de quienes fueron a votar el 22-M como de los que se abstuvieron.

Preguntado sobre el compromiso de Zapatero y suyo propio de ser neutrales en el proceso de primarias, ha subrayado que ser neutrales no significa ser indiferentes.

La neutralidad quedará garantizada, según ha dicho, porque las reglas de juego serán iguales para todos -si se presenta más de un candidato- y nadie tendrá ventaja.

"Pero nada de lo que ocurre en el PSOE me resulta indiferente y yo estoy seguro de que al secretario general tampoco", ha apostillado.

La renuncia de Zapatero

Tras el anuncio de Zapatero el pasado 2 de abril de que renunciaba a optar a un tercer mandato, el partido está obligado estatutariamente a convocar primarias para designar al nuevo candidato a la Presidencia del Gobierno.

Zapatero se erigió entonces en garante del proceso, rechazó que su sucesor fuera elegido mediante un "dedazo" y se mostró convencido de que el PSOE estaría en condiciones de ofrecer "la mejor candidatura posible".

La reunión de este viernes se convocó esta semana después de que, tras la estrepitosa derrota en las elecciones municipales y autonómicas del domingo, comenzaran a alzarse voces en favor de presentar una única candidatura en la carrera sucesoria, a fin de no dar la imagen a la sociedad de peleas internas.

Incluso los socialistas vascos acordaron por unanimidad de su Ejecutiva solicitar el adelanto del congreso federal para elegir a una nueva dirección, lo que significaba quitar a Zapatero la Secretaría General.

Una opción que, en principio, parece que será rechazada, en favor de la celebración de una conferencia política con la que el PSOE aspira a un "rearme ideológico", sobre todo con la vista puesta en las próximas elecciones generales.

Y mientras los socialistas estaban en la disyuntiva de primarias o congreso federal, la ministra de Defensa, Carme Chacón, anunció el pasado jueves que renunciaba a la carrera sucesoria para no ahondar en la división del partido ni socavar la autoridad de Zapatero o la estabilidad del Gobierno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento