Juicio a los Tous
El yerno y jefe de seguridad de los joyeros Tous, Lluís Corominas (i), acusado de matar a un presunto ladrón, en la silla de los acusados de la Audiencia de Barcelona. Andreu Dalmau / EFE

El yerno de los joyeros Tous Lluís Corominas, acusado de matar de un disparo a un presunto ladrón que intentó entrar a robar en la casa de sus suegros, ha proclamado este jueves ante el jurado popular que le juzga, que lamenta lo que sucedió y que es un "peso" que llevará encima "toda la vida".

Su abogado ha pedido que lo absuelvan porque actuó "en legítima defensa, por error, de buena fe"El acusado ha hecho uso de su derecho a la última palabra, antes de que el juicio quede visto para sentencia a la espera del veredicto del tribunal popular, para asegurar que lamenta lo sucedido y que "nunca" se habría imaginado encontrarse en una situación similar.

Las últimas palabras de Corominas han sido precedidas de los informes de su defensa, ejercida por el exmagistrado de la Audiencia Nacional Carlos Bueren, que ha pedido al jurado que resuelva sin ataduras, "sin miedo a lo que se dirá", y absuelva a un hombre que actuó "en legítima defensa, por error, de buena fe", al sentirse realmente atacado.

Bueren, que ha incluido en su discurso alusiones bíblicas, ha considerado que Corominas procedió de manera "irreprochable", en defensa de la propiedad, de la morada de su familia y de la vida del vigilante que se encontraba en el chalé cuando entraron los asaltantes.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.