Serbia detiene al criminal de la guerra de Bosnia Ratko Mladic

  • Prófugo desde hace 15 años, era el criminal de guerra más buscado del conflicto.
  • Fue detenido en una aldea bajo el nombre falso de Milorad Komadic.
  • Está acusado de genocidio por la matanza de musulmanes de Srebrenica y el asedio de Sarajevo.
  • Con esta detención, se abre la puerta a que Serbia se convierta en un país candidato para entrar en la Unión Europea.
Ratko Mladic (izquierda) camina junto al líder serbio Radovan Karadzic en una imagen de 1995.
Ratko Mladic (izquierda) camina junto al líder serbio Radovan Karadzic en una imagen de 1995.
GTRES

El ex general serbio Ratko Mladic, el presunto criminal de guerra más buscado del conflicto de la guerra de Bosnia en la antigua Yugoslavia, ha sido detenido este jueves por la policía serbia, ha confirmado en Belgrado el presidente de Serbia, Boris Tadic.

Mladic fue detenido bajo un nombre falso de Milorad Komadic, en Lazarevo una aldea de las proximidades de la ciudad Zrenjanin, en el norte de Serbia.

Vecinos de la aldea aseguran que no sabían que este se escondía en la región y que ni siquiera le conocieron con el nombre falso que utilizaba. Se escondía bajo el nombre de Milorad Komadic.

El alcalde de la pequeña localidad, de unos 3.000 habitantes, Radomir Stosic, aseguró en declaraciones a la prensa local que no conocía a nadie con el nombre de Komadic.

Indicó también que Mladic tiene parientes en esa aldea y que durante la guerra (bosnia, 1992-1995) llegaba con frecuencia a visitarlos.

"Hoy hemos cerrado un capítulo difícil de nuestra historia reciente", manifestó el presidente serbio ante la prensa.

El Gobierno italiano ha expresado también su satisfacción como ha apuntado su ministro de Asuntos Exteriorres, Franco Fattini: "se trata de un auténtico y verdadero hito que acogemos con gran satisfacción. Un hito que deseábamos y esperábamos desde hace tiempo, desde hace más de quince años, desde que Mladic fue acusado por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) por los cruentos crímenes de Srebrenica y en las guerras balcánicas de los primeros años de la década de los 90".

Por su parte, Amnistía Internacional también ha expresado su alegría ante la detención de Mladic, así como el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, quien ha afirmado que se trata de un "momento histórico".

Por otro lado, Obama se ha mostrado "encantado" ante la captura del exgeneral y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que "hoy es un día histórico para la Justicia internacional" y que  "esta detención marca una etapa importante en nuestra voluntad colectiva de acabar con la impunidad, así como para los trabajos del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY)".

Croacia,  Francia y Alemania  también se han sumado a las felicitaciones así como el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que lo ha calificado de "acción valiente" e "importante paso hacia delante".

Srebrenica y Sarajevo

Mladic, prófugo desde hace 15 años, está acusado de genocidio en relación con la matanza de musulmanes de Srebrenica, el asedio de Sarajevo y otros crímenes cometidos durante la guerra de Bosnia (1992-1995).

El presidente de Serbia, Boris Tadic, ha declarado que la captura del presunto criminal de guerra Ratko Mladic abre a Serbia la puerta para obtener el estatus de país candidato a la adhesión a la Unión Europea. Afirma que : "ya nadie en el mundo tiene dudas de que Serbia coopera con toda sinceridad con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY)".

La alta representante de la Unión Europea, Catherine Ashton, ha reclamado que el criminal de guerra Ratko Mladic sea trasladado "lo antes posible" al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia.

Sin embargo, el proceso de extradición del acusado puede prolongarse durante varios días, según los mecanismos que estipulan las leyes serbias. La Fiscalía especial de crímenes de guerra informó mediante un comunicado de que, según las leyes serbias, Mladic debe ser primero interrogado por el juez de instrucción, que ha de decidir sobre su encarcelamiento.

A Mladic y a su defensa les tendrá que ser presentada la acusación formal, ante la que podrán presentar alegaciones. El juez dispondrá de un plazo de tres días para decidir si se cumplen los requisitos para la extradición. El acusado dispone de otros tres días para recurrir la decisión.

El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) inculpa a Mladic de crímenes de guerra contra civiles en Sarajevo, cometidos durante el asedio entre 1992 y 1995, en el que murieron más de 10.000 personas, entre ellas unos 1.500 niños.

Se le acusa también de genocidio por la matanza de unos 8.000 varones musulmanes en Srebrenica, en julio de 1995, después de que las tropas serbobosnias tomaran esa zona, entonces bajo la exigua protección de un puñado de cascos azules holandeses de la ONU.

El cargo de genocidio es de los más difíciles de demostrar porque se necesita probar la intención a la hora de cometer el crimen. Las otras acusaciones incluyen persecución (cargo 3), exterminación y asesinato (cargos 4,5 y 6), deportación y actos inhumanos (cargos 7 y 8), campañas de terror a civiles, tratamiento cruel e inhumano y ataques a civiles (cargos del 9 al 14) y toma de rehenes (cargo 15).

Este último cargo se refiere a la toma como rehenes por parte de las fuerzas serbias de unos 200 observadores militares y de cascos azules de la ONU en mayo de 1995.

El último prófugo buscado por el TPIY es ahora Goran Hadzic, el líder de los serbios de Croacia durante el conflicto que comenzó en 1991, quien ha sido inculpado, entre otros delitos, de la expulsión de la población croata y no serbia de Krajina, así como de asesinato, persecución, tortura y tratamiento inhumano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento